Tú también te rendirás al efecto caleidoscopio

​Pantalones, camisas, faldas y complementos se rinden sin concesiones al estampado de la temporada. ¿La clave? Looks engamados en el mismo tono. ¿Qué mejor forma de llevarlo que elevarlo al cuadrado y romper con los tópicos?

Publicidad

Pelo en cuello

Los cuellos de pelo se resisten a salir de nuestro armario este otoño. Colores intensos y de piel sintética, en su mayoría, que aportan suavidad a abrigos y chaquetas de corte masculino. eso sí, en pequeñas dosis.

Dos piezas

Chanel, Bluemarine o Balenziaga dejan patente en sus colecciones que el traje de dos piezas ha llegado para quedarse. En tonos lisos o con un mismo print, reinventa el estilo mod de los setenta. Los tejidos rígidos son la apuesta fuerte.

Camisa con lazo

La sensualidad de una blusa de seda con lazada rebaja el rigor de las líneas rotundas de este traje. El resultado: un look working rotundo y lleno de estilo, el recurso más efectista para potenciar la feminidad. El punto justo de equilibrio ante la fuerza del estampado.