Lo mejor de la vida por... Juanjo Oliva

Enamorado de Ibiza y Nueva York, de la gastronomía, del buen vino y, sobre todo, de su profesión. El madrileño que comenzó trabajando para Zara nos abre las puertas de su tienda y su corazón.

Lo más popular

En la vida de Juanjo Oliva las fronteras son difusas. Su amor por el trabajo le ha llevado a encontrar en él a las personas más especiales. No hay duda de que es ese amor incondicional el que hace que deslumbre cada vez que sube sus creaciones a la pasarela. Lo último, Oliva, su colección unisex: "La reinvención forma parte de lo que soy y lo que hago", reflexiona en una original butaca mientras observa algunos de sus diseños. Así, desde la tranquilidad de su particular universo, descubrimos su faceta más intima.


Publicidad

¿Lo mejor de trabajar en pareja?

Es una cuestión que tiene sus más y sus menos. No he sabido diferenciar nunca lo que es el trabajo de mi vida personal. De hecho, he trabajado con amigos, con mis dos parejas, mi hermana... Para mí es muy difícil saber si estoy trabajando. Por ejemplo, me gusta dibujar y me encantaría hacerlo más, pero es que eso mismo es algo que asocio a mi oficio. También es cierto que hay veces que tengo que parar para que esas dos parcelas no se mezclen demasiado.

Con su pareja, Jeff Bargues, diseña también sus accesorios
Lo más popular

¿Cuál es tu válvula de escape?

La encuentro en mis amigos, en viajar, comer... Me gustan mucho la gastronomía y el vino. Salir a beber unas copas o cenar me parece el plan perfecto. En Madrid he tenido tanta vida social que me es difícil no repetir sitios. Corazón o Cazador son algunos de ellos. 


¿Caprichoso?

Muy caprichoso. Me encantaría concederme todo lo que se me pasa por la cabeza. Siempre que puedo me dedico a viajar: conocer nuevos espacios, nueva gente, nuevas maneras de vestir... Significa adentrarme en algo que luego puedo utilizar de múltiples maneras. Entre mis pequeños caprichos están ir a la peluquería, darme masajes o saltarme la dieta.

Uno de sus bocetos. Le encanta dibujar

Para ti los amigos son...

Uno de los grandes privilegios de este trabajo. He podido conocer a Nieves Álvarez, Laura Ponte, María León... mujeres maravillosas a las que he vestido y con las que he podido compartir mi forma de entender la moda. Siempre he creído en la idea de gremio, de estar rodeado de personas que hacen lo mismo y se ayudan.

¿Qué lugares te inspiran?

Nueva York. Precisamente, en unos días me voy a ver la exposición Comme des Garçons, en el MET. Hay ciudades que yo relaciono directamente con la felicidad y me siento parte de ellas. Me pasa lo mismo con Ibiza. Son mis dos sitios favoritos después de Madrid. Intento ir varias veces al año porque son fuentes de inspiración para mí.

Tu creación más especial...

Más que en una prenda en concreto, mi sello se queda sobre todo en ciertas siluetas y formas de trabajar: la manera de hacer las pinzas, la faldas con volumen, etc. Creo que hay que ver la moda de un modo más puro. Un mismo diseño bien pensado y construido se puede adaptar sin problema a distintas colecciones.

Bolso-cinturón. Uno de los elementos más especiales de su colección FW17

Un imprescindible de tu armario.

La verdad es que acabo desarrollando un vínculo con esos momentos en los que he llevado una prenda. Me pasa con mi camisa de la suerte para las entrevistas o mi primer esmoquin de Dior. Tiene una gran carga emocional porque lo he llevado para recibir varios premios y he vivido momentos muy felices con él puesto.

Un momento único en la pasarela.

El recuerdo más impactante que tengo, entre otros muchos, es mi primer desfile. Esa sensación de sacar adelante mi primera colección y la buena repercusión que tuvo. Me ha marcado. He tenido mucha suerte, porque he podido revivir esa sensación muchísimas veces.

Te gusta explorar...

Me atraen el interiorismo, la arquitectura y el arte. Para recomendar, la exposición del fotógrafo Bruce Labruce en La Fresh Gallery.

La mejor parte de equivocarse.

Los errores son necesarios porque te enseñan bastante, pero son agotadores. Hay que estar preparado psicológicamente para aprender a vivir con los retos. En este negocio hay mucha competencia y tienes que estar siempre a un nivel muy alto.

More from Ar Revista: