Elda VS. Ubrique: los zapatos y accesorios más trendy de España

Estas dos localidades, Elda y Ubrique, han situado a España como 
uno de los exponentes en zapatos y accesorios de lujo.

Lo más popular

La cuna del calzado.

Publicidad

La tradición zapatera de Elda se remonta a mediados del siglo XIX, con la reconversión industrial de la ciudad. Muchas familias empezaron a fabricar en sus casas zapatos de cuero que luego vendían en mercadillos. Después del golpe sufrido con la llegada de la Guerra Civil, con la que se frenó una de las etapas de mayor desarrollo del calzado alicantino, llegaron los prósperos años sesenta. Durante esta década ya había un gran número de empresas trabajando en el sector, que aumentó considerablemente su producción gracias a las exportaciones (dirigidas en su mayor parte a EE.UU.), vocación internacional mediante la que consiguieron fabricar para importantes comerciales estadounidenses. La fama y las calidades de los productos sedujeron a la firma americana Stuart Weitzman, cuya fábrica se halla instalada en esta localidad. Presente en más de setenta países, la marca cuenta con clientas vip como Michelle Obama, la princesa Letizia, Kate Middleton o Rihanna. Y es que, a día de hoy, el Made in Elda se cotiza al alza como sinónimo de calidad, diseño e historia. El pasado año, España exportó más de 300 millones de pares de zapatos. 
¿Los compradores? Francia, Italia, Alemania y Reino Unido.

Lo más popular

Marroquinería deluxe.

Hablar de Ubrique es hablar del paraíso de los complementos de lujo. Supone disfrutar, centrarse en la artesanía, en el detalle y en las bondades de los oficios tradicionales. Fue en los años sesenta cuando esta localidad gaditana comenzó a focalizarse en la manufactura de bolsos y complementos de piel. Consiguió ser de gran atractivo para importantes firmas de moda nacionales y extranjeras, que decidieron trasladar sus fábricas a nuestro país. Entre ellas se encontraba, por ejemplo, Loewe. En los años setenta, la empresa fundada por Enrique Loewe empezó a producir estuchería y pequeña marroquinería. Después, vinieron las maletas y los artículos de viaje. No obstante, fueron los bolsos los que les ortorgaron el reconocimiento y el prestigio mundial. El peor momento para Ubrique llegó en 2003, fecha en la que China atrajo la producción y muchas de estas firmas se fueron a fabricar a este país asiático. Lo barato acabó saliendo caro y a partir de 2010 una gran parte decidieron retornar a España: garantía de alta calidad y experiencia.

More from Ar Revista: