Mira la Marela: la firma de joyas que desatará tu pasión por el oro

Marisa Adánez y Laura García son las mentes inquietas que están detrás de Mira la Marela, una firma española que apuesta por el dorado en todas sus colecciones de joyas como seña de identidad.

Lo más popular

Una casualidad hizo que hace diez años Marisa y Laura se encontraran en un evento. Desde entonces, las dos emprendedoras detrás de la firma especializada en vestidos de invitada, joyas y complementos han sido inseparables. Marisa, fundadora, necesitaba una asistente personal y Laura fue la encargada de acompañarla en la aventura que las ha mantenido juntas todo este tiempo. Ambas encontraron en la moda un lugar común donde compartir ideas y pasiones.

Publicidad

Para Marisa, crear una marca made in Spain, que ya ha cautivado a personajes como la infanta Elena o Begoña Maestre, era el objetivo principal. "Me gustó la idea de hacer algo que representara a nuestro país inspirado en la tradición taurina. Empezamos con el bolso de tela de capote". Ahora, el éxito de sus joyas reside en el cuidado de su diseño, pero sobre todo en su color: el dorado es el acabado estrella. "Nunca utilizamos el plata. Creo que el oro le da otro acabado que nunca pasa de moda", añade Laura. "Son piezas muy delicadas, muy especiales que se convierten en las protagonistas". Juntas son el tándem perfecto: Marisa se encarga de la parte empresarial y Laura de la creación de todas las colecciones.

Lo más popular

Diseños únicos

No fue hasta que ambas decidieron introducirse en el mundo de los vestidos cuando Mira la Marela pasó a ser una firma de invitadas con diseños personalizados a medida. "Me fui introduciendo poco a poco en el mundo del diseño y hasta el día de hoy, que me dedico 100 % a él. Es diferente a lo que yo hacía antes, ya que había estudiado escaparatismo, pero todo es aprender", dice Laura. Valentino o Elisabetta Franchi son los referentes de la diseñadora, que intenta que los vestidos se adapten a la clienta y no a la inversa. "El éxito de la firma reside en que las prendas son vestidos para todos los públicos. Diseños ponibles que hacemos resaltar sobre todo con complementos. Lo que buscamos es la sencillez, para que la gente luego lo complemente de la manera que más le guste, sin recargar". Su objetivo es "vestir a una mujer actual que no solo pueda utilizar el vestido en una ceremonia o una boda, sino que también pueda reservarlo para un evento especial como un cóctel o una fiesta casual".

Las piezas de su última colección Primavera/Verano 2018 están inspiradas en Italia. Las joyas, doradas para todas las colecciones, resultan el ornamento perfecto para cualquier invitada

La invitada perfecta

Patrones con movimiento, telas en crepé y rasos fluidos son los materiales que más destacan. Mira la Marela no es únicamente una firma de ropa, sino que tiene una gran filosofía detrás, como la propia fundadora reconoce: "Quería crear algo para una mujer de cualquier edad, pero que disfrutara de la moda con identidad nacional, que no se ve mucho en la calle". ¿La invitada perfecta para ella? "Una mujer que se conoce muy bien a sí misma, que se preocupa por su apariencia pero no es el leitmotiv de su vida. Sabe qué patrones le sientan bien y sabe qué ponerse, los colores que resaltan su atractivo". Marisa admite que quiere convertirse en un referente en las ceremonias. Esta temporada la colección está inspirada en la costa italiana. En sus playas, en su naturaleza, sus paisajes pero sobre todo en su esencia. El trabajo es incansable: "Somos un equipo pequeño. Dos patronistas, dos maquinistas, Laura y yo, pero damos para mucho". Y es que uno de los objetivos de esta madrileña de mente inquieta es expandirse por el resto de España. Ahora se pueden comprar las piezas online o en su tienda de Madrid (Conde de Aranda, 10), pero su gran sueño es tener un establecimiento en cada provincia española. No titubea cuando afirma que quiere que sus piezas sean conocidas por su calidad. "La apertura de tiendas en el norte, centro y sur de España es uno de nuestros objetivos a largo plazo, pero poco a poco, sin prisa, sin correr: solo el tiempo dirá lo que sucede".

More from Ar Revista: