3 razones para apostar por un abrigo desmontable esta temporada

Se acabó tener que elegir entre un abrigo corto y otro largo. La novedad de la temporada llega en forma de prenda convertible, apta para todos los públicos.

Lo más popular

¿Abrigo largo o abrigo corto? ¿En tono camel o negro? ¿O mejor estampado? ¿Con cuello de pelo para los días más fríos o sin él para poder usarlo en entre tiempo? He aquí 3 razones de peso para apostar por un abrigo desmontable esta temporada. La prenda que tu fondo de armario estaba pidiendo a gritos.

1. Cuello de pelo. También de quita y pon. Una razón más que multiplica su polivalencia: los días más fríos tampoco se le resistirán.

Publicidad

3. Versión corta. ¿Su gran virtud?: una cremallera para convertirlo en chaqueta, porque ser moderno no está reñido con ser práctico.  En la imagen, modelo de Marissa Webb.

3. Reversible. Contrastar colores oscuros y claros en mangas y solapas potencia la elegancia de la prenda. También darle la vuelta funciona.  En la imagen, abrigo de Ana Locking, 460 €.