10 trucos geniales para triunfar con tus compras de ropa online

Si eres de tarjeta fácil, te convendrá saber estos consejos

Las compras online crecieron un 25% en España en 2016, siendo el sector textil uno de los más importantes en este incremento. Esta claro que las tiendas online de moda nos tientan con sus ofertas es muy complicado no acabar comprando algo, aunque no sepamos muy bien cómo nos va a quedar. Para acabar con esa incertidumbre, os damos 10 consejos que a nosotras nos funcionan y ¡feliz shopping!

Publicidad

1 En su justa medida

Como en Internet no tenemos la opción de probarnos la ropa, lo mejor será que tengas bien apuntadas tus medidas. Todas las tiendas online disponen de cuadros de medidas que corresponden a las tallas y son realmente útiles. Mide tu cintura, cadera, pecho, piernas, brazos… si no sabes muy bien cómo hacerlo aquí te dejamos un tutorial en vídeo. Y claro, si cambias de peso, vuelve a hacerlo.

2 Compra de más y devuelve (pero hazlo)

Si aún así no quieres jugártela, la mejor opción es comprar dos o tres tallas de un mismo modelo. Si eres la M y ves que la prenda puede dar poca talla, pásate a la L para probar. Aquí es de vital importancia que leas bien las condiciones de devolución de la tienda en la que compras, que lo más sencillo posible y no tenga costes. Sorpresas, las menos posibles.

Publicidad

3 Vender para comprar

Hay un programa de casas en Divinity que lleva este título y tú también debes aplicarlo. Si tu armario está lleno de cosas pero quieres hacerle un hueco a las nuevas tendencias, es necesario que des salida a alguna prenda. Aplicaciones como Chicfy o Wallapop pueden ser perfectas para dar una segunda vida a tu ropa, sobre todo si está en perfectas condiciones.

4 Cupones en las redes sociales

En las compras online es muy habitual que las tiendas saquen cupones de descuento y los publiciten en sus web y en sus redes sociales. Son descuento que pueden alcanzar el 50% o quitarte los gastos de envío. Si no estás muy segura, contacta con los perfiles sociales de las marcas y pregunta si hay alguna promoción vigente. El Community Manager está siempre atento y suele contestar al instante.

Publicidad

5 No sin mi wishlist

La lista de los deseos es clave para las compras online. Cuando navegas por las tiendas hay opciones -suele ser un corazón o una estrella- para guardar las prendas en tu perfil pero sin comprarlas (de momento). Organiza tus wishlist en función de tus necesidades y cuando tengas más presupuesto, comienza por los básicos. Si tienes suerte, es posible que incluso algún jersey o algún pantalón haya sido rebajado.

6 Suma los costes de envio

La oferta es increíble, irresistible, magnífica, necesito ese vestido ya… pero los costes de envío son casi tan altos como la misma prenda. Suele y puede pasar, así que a la hora de comprar suma el montante final y mira si de verdad es una buena oferta y si hay otra forma de comprarte el capricho. Google Shopping es una herramienta estupenda para comparar precios de un mismo producto.

Publicidad

7 ¿Llegará mi vestido para la boda de mi prima?

Otro de los temores más arraigados de la compra online son los plazos. De nuevo es de vital importancia que leas la letra pequeña, que sopeses la opción de ir a buscar el producto al establecimiento físico para ganar tiempo o que cuentes con un plan B en caso de que sea una ocasión muy especial.

8 Combina con Photoshop

El programa preferido de las estrellas es también un gran aliado a la hora de hacer combinaciones. No hace falta ser un experto en Photoshop para coger tres o cuatro prendas de diferentes tiendas y sobreponerlas para ver si, en conjunto, tienen sentido.

Publicidad

9 Siempre sobre seguro

Toca pagar y hay varias opciones. Si no te gusta meter tu tarjeta de crédito, prueba a abrirte una cuenta PayPal u otras plataformas de pago rápido y seguro en Internet. Además de ser mucho más rápido, suelen tener descuento en ciertas tiendas, con lo que aún pagas menos.

10 Comparte y comenta

Si has tenido una buena experiencia en una tienda o si ha sido un desastre, no te quedes callada. En las páginas suele haber zonas de comentarios y valoraciones que ayudan a los usuarios a conocer más el producto y confiar en la tienda. Además, en tus redes sociales puedes recomendar el sitio web si ha cubierto tus expectativas o denunciar situaciones que creas que vulneran tus derechos como consumidora.