Michelle Jenner, la actriz de las mil caras

Tras su 'muerte' en 'Isabel', la actriz regresa a la gran pantalla junto a Hugo Silva con la comedia 'Tenemos que hablar'.

Lo más popular

Modesta y con unos ojos y una sonrisa que anuncian su sinceridad, a Michelle le gusta considerarse una mujer "valiente y luchadora". Su última batalla es contra los estereotipos de belleza femenina: la actriz ha publicado en su instagram un alegato en el que reivindica la belleza natural de la mujer y habla contra los estereotipos de belleza femenina. En concreto, se centra en las 'torturas' a las que nos vemos sometidas para estar bien: "Quiérete tal y como eres. Pero no tengas ojeras, ni arrugas ni pelos donde no toca, ni grasa, ni tetas pequeñas, ni muchos años (si los tienes que no lo parezca), ni un culo muy grande ni muy pequeño, ni uñas mordidas, ni, ya puestos, demasiadas ideas. Pero quiérete", ironiza en su demoledora crítica.

Publicidad

La hemos visto crecer

Tenía 19 años cuando se dio a conocer con su primer gran trabajo, Los hombres de Paco. Hoy, esta catalana de 29 años y ascendencia francesa por parte de madre es uno de los rostros más famosos de nuestro cine y, para muchos, la reina de la televisión. No fue fácil como espectador decir adiós a Isabel, esa estupenda ficción histórica en la que demostró que a pesar de su pequeña silueta podía moverse con gracia con vestidos que llegaban a pesar hasta 30 kilos: "Eran muy difíciles de llevar. A veces solo pensaba en arrancarme la ropa", afirma la actriz. 

Lo más popular

Este mes, y despojada de sedas y brocados, Michelle Jenner regresa al cine con una comedia romántica, Tenemos que hablar, donde encarna a Nuria, "una mujer a la que le resulta imposible dar una mala noticia", cuenta. El filme ha causado muchísima expectación desde el incio del rodaje, ya que supone el reencuentro de la actriz con Hugo Silva, su primera pareja en la ficción en su debut en televisión en Los hombres de Paco. 

El amor, para la ficción

Es Michelle una mujer muy discreta en lo tocante al amor y a sus romances: "No hablo de estas cosas", ha repetido en muchas ocasiones cuando le han preguntado por ello. Quizás no le gustó demasiado verse tanto en los medios cuando rompió con el excantante de Pereza, Leiva, con quién llegó a grabar la canción ¿Dónde estás?

Por cierto, que la actriz hace gala de buena voz y gusto al cantar, aunque tiene claro que no se dedicaría a ello profesionalmente: "No creo que tenga el talento necesario", señala modesta. Aunque reconoce que es "un culo inquieto en toda faceta artística" y se lo pasa "muy bien" probando un poco de todo, prefiere volcarse en serio en su trabajo, y este es la interpretación, en su doble vertiente como actriz y dobladora. Sí, porque Michelle ha demostrado ser de lo más versátil en este terreno, en el que comenzó con seis años de la mano de su padre, el también doblador Miguel Ángel Jenner (la voz de Samuel L. Jackson). ¿Dónde la has podido escuchar? Ella es la Hermione Granger de las primeras cuatro entregas de Harry Potter, y el niño de La vida es bella. 

Su talento la ha llevado a trabajar con grandes como Montxo Armendáriz (No tengas miedo) o Pedro Almodóvar. De hecho, ella forma parte del elenco de su próximo estreno, Julieta, que podremos ver en abril. Pero como soñadora que es, Michelle reconoce que le encantaría rodar con Tim Burton ("Big Fish es una de mis películas favoritas") o viajar en el tiempo para ser Audrey Hepburn en cualquiera de sus filmes. No está mal.

Una pareja con mucha química

Se metieron en nuestras casas con Los hombres de Paco, después los vimos en la miniserie La princesa de Éboli, y ahora, seis años más tarde, regresan juntos en Tenemos que hablar, la nueva y divertidísima comedia de David Serrano (Días de fútbol). Y eso nos gusta porque no podemos negar que, como pareja, Michelle Jenner y Hugo Silva tienen química. 

Junto a grandes como Verónica Forqué y Óscar Ladoire –los padres de ella en la ficción –, nos enamoran con la historia de Nuria, una chica con éxito en todas las parcelas de su vida que, para poder casarse de nuevo, debe convencer a Jorge, su ex, de que le conceda el divorcio. Pero esta tarea no le va a resultar nada fácil, ya que Jorge pasa por el que probablemente es el peor momento de su vida. Afortunadamente, una chica siempre sabe qué hacer...