Cómo entender 'las sombras' de Warhol

El Guggenheim de Bilbao exhibe los 102 lienzos que componen la monumental obra del artista. Atenta a las diferencias: son esenciales.

Para entender una obra primero debemos conocer qué intenciones e inquietudes tenía el artista. En el caso de Shadows ('sombras'), obra que Andy Warhol comenzó a concebir cuando tenía 50 años, el artista quería reflexionar una vez más sobre el problema fundamental del arte: la percepción. 

Fue así como, tras fotografiar una sombra en su estudio, nacieron los 102 lienzos serigrafiados que ahora exhibe el Museo Guggenheim en Bilbao. Las piezas se deben ver situándose en un punto de la sala que permita distancia suficiente como para recorrerlas con la mirada, y así contemplarlas como lo que son, una sola obra. Verás que este ejercicio hipnótico parece conferirle movimiento a la obra, como sucede con las tiras de animación. 

Publicidad

Por supuesto, también puedes ver cada lienzo individualmente, fijándote con detalle en las leves diferencias de escala de las zonas oscuras y la presencia de puntos de luz aleatorios. Cada 'sombra' se corresponde con una forma que dirige la mirada del observador hacia esa luz (estallidos de color). Cuando termines de verlas, tendrás en tu memoria todo un paisaje que revela la paleta warholiana, tan reconocida.

Lo más popular

Shadows forma parte esa faceta del Warhol excesivo, el mismo que, deseoso de plasmar la monotonía de la vida a través de su confeso gusto por el aburrimiento, rodó películas de ocho horas, como Sleep, donde se puede observar a un amigo suyo durmiendo, o Empire, que consiste en una toma del Empire State Building grabada entre las 8:06 de la tarde y las 2:42 de la madrugada. Para degustar con tiempo, y mucha paciencia. Del 26 de febrero al 2 de octubre en el Museo Guggenheim de Bilbao.