Diego Torres, nuevo embajador de HeForShe

El cantautor argentino, que hizo de 'Color esperanza' un canto al optimismo, regresa con nuevo disco y convertido en embajador de HeForShe, la iniciativa de Naciones Unidas liderada por la actriz Emma Watson que persigue involucrar a los hombres en la lucha contra la discriminación de género.

Lo más popular

Para varias generaciones de argentinos, el artista Diego Torres solo es el hijo de Lolita Torres, una actriz y cantante muy popular entre los años cuarenta y los setenta, algo así como nuestra Carmen Sevilla en versión argentina. Resulta casi imposible encontrar una entrevista en la que Diego Torres no hable de ella, no solo porque su influencia fuera definitiva para que él siguiera sus pasos en el mundo de la música y la interpretación, sino porque su arrojo y ejemplo convirtieron a Diego en un aliado del sexo femenino: "Desde que nací he visto a mi madre realizarse profesionalmente y disfrutar por haber hecho realidad sus sueños. Y además lo consiguió en una época especialmente complicada y machista en la que las mujeres no lo tenían nada fácil –cuenta a AR desde Buenos Aires–. Desde entonces, siempre me ha gustado estar al lado de mujeres que trabajen y tengan inquietudes. Así han sido mis parejas, mis dos hermanas y una parte importante de mi equipo. Así es mi mujer, Débora Bello, y en esos valores educamos a nuestra hija Nina, de tres años. Todas ellas han marcado mi manera de ver el mundo y la vida".

Publicidad

Pasar a la acción

Por declaraciones como esta, Diego Torres acaba de ser escogido por Naciones Unidas embajador de la campaña HeForShe ('el para ella') para América Latina y el CaribeEsta iniciativa solidaria que dio comienzo en 2014 tiene como objetivo acabar con las desigualdades y estereotipos de género y promover el empoderamiento de las mujeres por medio de la participación activa de los hombres como agentes del cambio. No es posible hablar de HeForShe sin hablar de la británica Emma Watson. Activista y actriz a partes iguales, la inolvidable Hermione de la saga de Harry Potter pasó a la historia de la lucha por los derechos de las mujeres cuando hace dos años pronunció, en la sede de Naciones Unidas, un emotivo y sentido discurso que supuso el pistoletazo de salida a HeForShe. Su intervención, que puso al auditorio en pie y se propagó como la pólvora por las redes sociales –amenazas incluidas–, abrió una nueva vía en la larga batalla por la igualdad: invitar a los hombres a sumarse al debate y pasar a la acción, en vez de ignorarlos o, en el peor de los casos, señalarlos como culpables. En definitiva, sugerirles que abracen el feminismo como sinónimo de igualdad: "¿Cómo podemos lograr el cambio en el mundo cuando solo la mitad está invitada a participar en la conversación? –decía la actriz británica–. 

Lo más popular

Si al hombre no se le hace creer que tiene que ser agresivo, la mujer no será sumisa. Si al hombre no se le enseña que tiene que ser controlador, la mujer no será controlada. Ambos, hombres y mujeres, deben sentirse libres de ser fuertes. Es hora de que veamos los géneros como un conjunto en vez de como un juego de polos opuestos. Debemos parar de desafiarnos los unos a los otros. Ambos podemos ser más libres y de esto es de lo que trata la campaña: de libertad", continuaba Watson. 

Reinventar al hombre

Y Diego Torres no puede estar más de acuerdo con ese mensaje: "Es muy importante la función del hombre a la hora de estar atento y dar visibilidad a todo lo que sucede con las mujeres –argumenta–, además de reinventar un nuevo hombre que no solo se desarrolle profesionalmente, sino también en el aspecto personal, que participe de las cargas del hogar. Eso también es darle derechos a las mujeres y contribuir al equilibrio; nuestra actitud es clave para que ellas crezcan. Afortunadamente, ya hay signos de cambio: muchas mujeres tienen altos cargos en empresas y ocupan la presidencia en algunos países. Y esto es gracias a que cada vez más hombres se implican en esta revolución que no tiene marcha atrás, pero no hay que bajar la guardia, porque todavía queda mucho por hacer. Pero, por fortuna, hay muchos hombres que se han implicado".

La trayectoria vital del argentino ha ido del reconocimiento profesional al compromiso social. Diego empezó a trabajar como actor en una serie de televisión cuando solo era un adolescente, pero pronto formó su propio grupo musical, La Marca, que se disolvió poco después, tras lo cual dio paso a su carrera en solitario. Aunque en Argentina es también muy conocido por su faceta interpretativa (el año pasado protagonizó, junto a Pablo Echarri y Diego Peretti, Papeles en el viento, un éxito en su país), la vida de Diego Torres como cantante dio un vuelco en 2001 con la publicación del disco Un mundo diferente. Su tema estrella, Color esperanza, se convirtió en un himno al optimismo, traspasó fronteras y lo catapultó al estrellato internacional. Vendió cinco millones de copias del disco y ganó un premio MTV Latinoamérica y un Grammy latino: "Fue muy curioso lo que ocurrió con Color esperanza. Es la historia de alguien que está empantanado, que necesita revertir la situación y tiene la esperanza de conseguirlo. Había mucha gente que estaba pasándolo mal y se sintió reflejada en la canción", cuenta.

A partir de entonces, ya transformado en un ídolo en América latina, Torres comenzó a utilizar su fama al servicio de causas solidarias: "No es ninguna obligación hacerlo, por supuesto, pero a mí me aporta mucho a nivel personal saber que estoy ayudando a gente que lo necesita; es muy gratificante", reconoce.Miembro activo de la Fundación ALAS, una institución creada en 2006 por destacados líderes latinoamericanos (empresarios, artistas e intelectuales) preocupados por el bienestar y desarrollo de los niños de la zona en situación de vulnerabilidad, en 2010 fue nombrado embajador de Buena Voluntad de la Unesco para captar la atención internacional sobre las necesidades de los menores y sus familias tras el terremoto de Haití. Ambas experiencias le llevaron a aceptar sin dudarlo la propuesta de poner rostro y voz a la iniciativa HeForShe, sumándose así a otros personajes famosos, como los actores Matt Damon y Kiefer Sutherland, que han hecho de la equidad su bandera: "Me convocaron por lo que uno dice, escribe y canta. Sentí algo muy ligado a mi vida y mi forma de pensar. Creo firmemente en la igualdad entre hombres y mujeres", afirma con rotundidad.

Publicidad

Contra la violencia sexual

Pero ¿qué es lo que preocupa especialmente a Diego Torres? "Sin duda, el problema más grave que tenemos en Latinoamérica es la violencia sexual que se ejerce contra las mujeres –afirma–. Desgraciadamente esto ocurre en todas las partes del mundo, pero en países como México, Argentina o Colombia es un tema especialmente preocupante. En concreto, he colaborado mucho con Jineth Bedoya, periodista colombiana del diario Tiempo, que ha sufrido la violencia en carne propia y dedica su vida a combatirla".

"Cada vez hay más hombres que se implican en esta revolución"

Lo más popular

A sus 45 años, Torres está inmerso en Buena vida tour, la gira que le llevará por medio mundo para presentar su último disco, Buena vida (Sony), que vio la luz el pasado octubre, once canciones que "rinden homenaje a la simplicidad y la complejidad de nuestra existencia, que reflejan todos los aspectos que esta nos depara". Y entre ellas destaca Iguales, un tema llamado a despertar conciencias y llegar al corazón de la gente: "Habla de los derechos de los seres humanos, de aceptar al otro más allá de las diferencias –explica Diego–, de todo esto que estamos viviendo, que aparece un loco en Orlando y mata a cincuenta personas porque piensan de forma diferente y los considera sus enemigos, de entender que el otro es también parte de uno mismo, de tanta desigualdad que uno ve en el mundo y quiere contarlo en una canción". "A todos se nos quiebra la voz. En todos hay un poco de Dios. Yo soy igual a ti, tú eres igual a mí. Y es uno solo el amor", reza un estribillo que Torres compuso "en un momento especialmente reflexivo y luminoso, recién estrenado en la paternidad.

"Hay muchas cosas por hacer. Voy a apoyar el mensaje con encuentros con gente joven"

Pero entre concierto y concierto el cantautor encontrará tiempo para la labor que le ha sido encomendada por Naciones Unidas: "Voy a apoyar el mensaje con palabras, vídeos, charlas y encuentros con gente joven en colegios y universidades. También he propuesto hacer algunos spots que muestren situaciones que clarifiquen la igualdad de género. Hay muchísimas cosas interesantes por hacer", cuenta con entusiasmo. Y también para reencontrarse con Débora, con la que comparte su vida desde hace doce años, y su hija Nina: "Trato de transmitirle el mismo valor que yo recibí en mi infancia, y para eso también es necesario involucrarse, pero sin olvidarme de los límites", concluye el cantante.