Ana de Armas, la actriz cubana que ha enamorado a Hollywood

Su gran talento y sus enormes ojos verdes han hecho que Hollywood se rindiera sin remedio a sus pies. ​La actriz cubana vuelve por partida doble a la gran pantalla​.

"Mi sueño es poder trabajar con directores que admiro y rodar historias en las que creo", ha confesado en más de una ocasión. A sus 28 años, la considerada por muchos como la nueva promesa latina de Hollywood lo tiene claro. Pasión y tenacidad le sobran a la hora de perseguir sus sueños. En las distancias cortas, desprende una serenidad y una madurez que asombran. Será porque se marchó de La Habana a los 18 años, en cuanto pudo usar el pasaporte español que le otorgaba la doble nacionalidad (sus abuelos son de León y Palencia). Acostumbrada a hacer y deshacer maletas, una década después no ha dudado en volver a cruzar el charco, tras un breve parón profesional en España, y establecerse en EE.UU.: "No puedo quedarme en casa porque me muero", asegura.

Publicidad

Hoy, la actriz está viviendo su particular sueño americano, algo que comparte con Franklin Latt, un estadounidense que trabaja en una agencia de modelos: "Sé que lo quiero todo con él", confiesa. Con Hollywood a sus pies, Ana encara este mes dos estrenos: Hands of Stones, junto a Robert de Niro y Edgar Ramírez, y War Dogs, producida por Bradley Cooper.

Muy personal

AMORES DE INSTAGRAM

Su perrito, Elvis, y su hermano fotógrafo, Javier Caso, son los grandes protagonistas de las imágenes y comentarios más tiernos de su cuenta personal.

SE LO GASTA TODO

Confiesa que, desde que vive en los ángeles, gasta todo lo que gana. sobre todo, en ir al cine. de vez en cuando, también en salir, pero reconoce que prefiere las fiestas con amigos en casa.