Phil Collins: "He pagado un precio demasiado alto por la fama"

​Su ambición no iba más allá de convertirse en un buen batería, tener una familia y cuidarla... Sin embargo, durante una época el éxito se interpuso entre él y lo que más quería. Nos lo cuenta en exclusiva.

Lo más popular

Si preguntamos al común de los mortales si les gustaría convertirse en un ídolo musical que arrastra a las masas, la respuesta sería fulminantemente positiva en la mayoría de los casos. La gente normal consideraría esta posibilidad como un regalo divino. Ya sabemos que son muchos los llamados, pero pocos los elegidos. Sin embargo, para Philip David Charles Collins, británico, 65 años, la fama, los compromisos, las giras, la vorágine de la estrella... se convirtieron en una losa cuyo peso casi le aplasta.

Publicidad

De hecho, llegó a dañar seriamente su vida y su equilibrio personal. Durante una etapa, este polifacético artista (ha sido cantante, productor, actor, batería...) atesoraba éxito tras éxito sobre los escenarios mientras, en su vida privada, encadenaba una frustración tras otra. Sus fans estamos acostumbrados a escuchar retazos de su vida en sus letras. Sin embargo, el lanzamiento este otoño de un nuevo recopilatorio de grandes éxitos y su biografía es una oportunidad única para conocer a la persona que brilla detrás de la estrella ganadora de siete premios Grammy. Hablamos con él semanas antes de este doble lanzamiento. Con voz a veces entrecortada y balbuceante, el hombre, no el artista, nos cuenta emocionado que vuelve a los ruedos con este doble proyecto: The Singles Collection, una edición de lujo de tres CD que reúne "todos los sencillos que saqué como artista", y su biografía Not Dead Yet ('todavía no estoy muerto'), en Penguin Random House.

Lo más popular

El título parece toda una declaración de intenciones.

Sí, podría decirse que el título responde a mi humor inglés: ¡todavía no estoy muerto! Todavía vivo y tengo muchas cosas por hacer. He escogido este título para dejar claro que me queda mucho camino por recorrer en la vida. El libro es un proyecto del que me siento muy orgulloso. Recoge detalles de mi familia y hace un recorrido por mi vida hasta el momento presente. Es una iniciativa en la que he trabajado realmente duro, y espero que el público sepa apreciarlo y lo disfrute de verdad.

Cantante, pianista, compositor, batería, actor... ¿Con qué faceta te identificas más? ¿Cómo te gustaría ser recordado?

Soy un poco de todas estas cosas, y sería realmente difícil elegir qué es lo que me define mejor... He desarrollado todas estas profesiones en algún momento de mi vida. He sido actor, he compuesto canciones, las he cantado, he tocado la batería... Todo lo que he hecho ha sido parte de mí, es parte de mi esencia. Si me haces elegir, si tengo que resumir en algo concreto todo lo que he llevado a cabo en mi vida, me gustaría poder decir que soy un buen batería. Sin embargo, siendo justos, tengo que aceptar que como más he triunfado ha sido como cantante. He actuado, pero no me considero actor; he producido, pero tampoco diría que soy un productor... Soy una persona que escribe canciones y las interpreta, así que, en definitiva, soy un cantante.

Siete premios Grammy, dos Globos de Oro y un Oscar por la banda sonora de Tarzán forman parte de tu palmarés. ¿Qué significan para ti estos reconocimientos?

Tengo que decir que, por supuesto, todo esto significa mucho para mí: es la manera de estar conectado con la gente. El público mira hacia atrás, ve todo lo que he conseguido y piensa: "Bien hecho". Por tanto, estoy muy orgulloso de todo esto, pero, al final, cuando las luces se apagan y te vas a dormir, lo que importa es cuán feliz eres. Creo que este es el punto clave, esto es lo verdaderamente relevante para mí. ¿Es realmente importante ser más y más en la vida? Pues depende del precio que haya que pagar por ello.

Phil Collins solidario. El cantante en plena actuación a favor de su fundación, Life Dreams Foundation

Y el tuyo fue demasiado alto...

Así es. Ya sé que suena fácil decir esto después de haber ganado todos estos premios, pero es que el dinero no significa nada para mí. Por supuesto, es mejor tenerlo que no tenerlo. Sin embargo, yo nunca tuve la intención de convertirme en una estrella del pop. Todo lo que quería cuando era niño y estaba creciendo era ser un buen batería, y ganar el dinero suficiente para cuidar de mi familia. Así que todo lo demás es agradable contemplarlo al final de tu carrera, pero no era mi prioridad en absoluto.

Canciones de una vida

No es ningún secreto: las letras de Phil Collins son un fiel reflejo de sus circunstancias personales, de amores perdidos, sensaciones y sentimientos, de temas que le preocupan como ser humano, como el problema mundial de la pobreza e incluso del consumo de drogas. Profundo y desgarrador, el inglés no siente ningún pudor al confesar que abusó de la bebida, y que este hecho casi le cuesta la vida: "He visto la muerte de cerca", ha declarado en alguna ocasión.

Publicidad

Lo cierto es que su vida personal está íntimamente ligada a su producción musical. Y para los que opinan que en los momentos de crisis es cuando la creatividad del ser humano llega a su cenit, la historia de Phil Collins lo corrobora. En 1981 lanzó su primer álbum en solitario, en paralelo a su divorcio de su primera esposa, Andrea. Es en esta época, en este álbum, donde aparecen algunos de los temas más brillantes y más autobiográficos: If leaving me is easy o In the air tonight, con uno de los solos de batería más potentes de la historia de la música. Sus discos posteriores reflejaron dos separaciones más bastante traumáticas. En total, es padre de cinco hijos, a los cuales no pudo dedicar el tiempo que le hubiera gustado debido a sus múltiples compromisos. La fama le deparó una agenda frenética, multitud de conciertos y compromisos, y un día a día totalmente incompatible con una vida familiar ordenada.

Lo más popular

Además, tres décadas tocando la batería le han provocado diversos problemas médicos. Entre ellos, la pérdida de capacidad auditiva –está prácticamente sordo de un oído–, una vértebra dislocada y daños nerviosos. Todo esto le llevó a anunciar su retirada del mundo de la música en el año 2011: "No creo que nadie vaya a echarme de menos. Prefiero echarme a un lado completamente", declaró en aquel entonces. Por suerte, Phil Collins reconsideró su decisión y hoy se define como un hombre feliz orgulloso de su carrera.

Me saturé. Sentí como mi vida escapaba a mi control, mis matrimonios se rompieron, y yo lo que deseaba era poder estar con mis hijos. Ser Phil Collins me limitaba a la hora de ser padre

Has confesado en alguna ocasión que hubo momentos en tu vida en los que llegaste a estar cansado de ser Phil Collins.

Exactamente, me saturé... Sentí cómo mi vida escapaba a mi control, mis matrimonios se rompieron, y yo lo que deseaba era poder estar con mis hijos. Pero ser Phil Collins me limitaba a la hora de ser padre. Estas circunstancias me arrastraron en distintas direcciones, empecé a contraer múltiples obligaciones: "Tienes que hacer esto o aquello", me decían. Y mi principal obligación era ser Phil Collins las 24 horas del día. Creo que, ahora mismo, soy yo el que controla mi vida, y sentí que en periodos anteriores esto no era así. Tenía muy poco control y deseaba cambiar este aspecto, recuperarlo. Ahora estoy más feliz, la gente escucha lo que tengo que decir y antes no era así. Además, ahora estoy muy ilusionado con el lanzamiento de la colección de singles. Es muy completa: no solo están los grandes hits de mi carrera. Para mí, hay muy buenas canciones en estos tres CD, aunque te confieso que hay algunas de las que he de confesar que sí estoy ya algo aburrido [risas].

Cuéntanos, ¿tienes alguna asignatura pendiente?

A nivel profesional no tengo más ambiciones, ni cosas que me queden por hacer... Realmente estoy satisfecho con todo lo que he hecho, y también orgulloso de lo que he conseguido en mi carrera. Es cierto que todo lo que yo quería era vivir como un buen profesional, un buen batería y, al final, he hecho muchas otras cosas... Por otra parte, siempre hay algo detrás de la esquina. Veremos qué nos depara el futuro... En la vida hay un montón de desafíos: solo tienes que perseguirlos.

Una vida llena de éxitos

Una vida marcada por el éxito. La banda sonora de la película Tarzán le hizo ganar un Oscar a la mejor canción original: You will be in my heart. Abajo a la izquierda, una imagen del reencuentro en 2006 con sus compañeros del mítico grupo Génesis: Mike Rutherford y Tony Banks.

Un anuncio le cambió la vida: la banda Génesis, liderada por Peter Gabriel, buscaba batería. Requisitos: "Un batería sensible a la música acústica, y gran guitarrista de acústica de 12 cuerdas". Se presentó a una prueba en la casa del padre de Gabriel, y la pasó con creces. Hijo de un agente de seguros y una agente teatral, siempre ha mantenido que nunca ambicionó llegar tan lejos en su carrera. Sin embargo, el solo de batería compuesto para el tema In the air tonight es considerado uno de los más brillantes de la historia de la música. Collins es uno de los artistas pop, junto con Paul McCartney y Michael Jackson, que han vendido más de 100 millones de álbumes en todo el mundo, tanto en su carrera en solitario como formando parte de Génesis. Con estos últimos lanzó 14 discos de estudio. Ha realizado también 12 películas.