Mónica Carrillo: "Tengo suerte: estoy enamorada de todo lo que hago"

Cada nuevo proyecto es una nueva aventura que Mónica Carrillo afronta con pasión, exigencia y con mucho optimismo. Este año, presenta nuevo libro: El tiempo todo locura.

Lo más popular

Reconoce que lleva un ritmo de infarto (escribe, presenta Noticias Fin de Semana junto a Matías Prats en Antena3 y es colaboradora de Onda Cero), y sin embargo no siente que haya tenido que renunciar a nada en su vida. No le gusta tener que decantarse por una de sus dos profesiones –periodista y escritora– cuando está a punto, además, de lanzar su tercer libro El tiempo todo locura (Ed. Planeta). Porque al final lo importante es "ponerle muchas ganas y mucho ímpetu a todo lo que haces".

Publicidad

Dar siempre el máximo

"Yo estoy enamorada de todo lo que hago, la verdad [risas]. No sabía que era tan apasionada, ni era consciente de ser tan inquieta y de volcarme tanto en todo lo que hacía. Y es algo que me ha ido demostrando la vida", asegura Mónica. La televisión le ha dado el regalo de poder estar en el periodismo de primera división, de aprender tanto y de tantos profesionales. La radio, y ese punto tan romántico y especial que tiene, es otra de las pasiones profesionales que le gusta cultivar. Y la literatura, la última en hacer acto de presencia en su vida, le está dando grandes satisfacciones y la oportunidad de descubrir un trabajo de observación, de introspección muy interesante: "Yo disfruto mucho de todas estas facetas, porque cada una me permite desconectar de la otra. Un ejemplo son los informativos. Solemos terminar agotados los domingos por la noche, después de dos directos en un mismo día, con jornadas tan intensas... Es pura adrenalina y me encanta caminar en el alambre y trabajar en directo. Pero luego lo compenso con esos momentos sola frente al ordenador... He tenido la gran suerte de poder escribir y de que mis libros sean tan bien acogidos por el público. Soy periodista y escritora, pero me cuesta reivindicar una cosa más que otra, porque al final lo importante es la esencia, el trabajo con honestidad y las ganas de hacerlo bien. Me da igual que sea una colaboración en radio de cinco minutos o que sea el informativo estelar. Intento dar siempre lo máximo de mí".

"La vida me ha demostrado que soy más inquieta y apasionada de lo que yo creía"

Lo más popular

Un sueño cumplido

"Yo quería ser periodista, lo tenía muy claro. Lo que pasa es que desde Elche se veía tan lejos la profesión de periodista como se veía Madrid... [risas]. Se me daban bien las ciencias puras y empecé Arquitectura, aunque enseguida me di cuenta de que no quería ir por ahí, no quería estar en eso toda mi vida. En Turismo encontré una salida alternativa, me fui de Erasmus a la vez que estudiaba, aprendí idiomas... Tenía ganas de hacer cosas. Siempre he sido muy curiosa. Quizás lo que más ha marcado mi vida ha sido la curiosidad, y es algo que hay que aplicar en la vida, ahora y cuando seamos mayores, porque nos mantiene jóvenes y vivos".

Además de curiosa, era muy vergonzosa cuando era niña. Mónica temía el momento de salir a la pizarra en el colegio o de tener que hablar en público. Su profesión la ha obligado a superar esta timidez: "Tengo que ponerme delante de una cámara, de un micrófono en la radio e incluso presentar una convención ante cientos de personas, y ahora lo hago y reconozco que me gusta. Tiene que ver más con plantearlo como un reto. Ahora es mi trabajo y lo que quiero es superarlo y hacerlo bien".

La periodista nos habla también de cómo ha quedado absolutamente 'atrapada' en las redes sociales: "Soy bastante celosa de mi intimidad. Siempre he sido discreta. Me gusta compartir cuestiones profesionales, pero no personales. El problema que tenemos hoy en día es que uno se empeña tanto en parecer feliz en redes sociales que a veces se le olvida serlo. Pero reconozco que me han atrapado las redes: son muy útiles a la hora de comunicar y, en ese sentido, las defiendo", asegura. De hecho, su último libro, El tiempo todo locura, es una cuidada selección de los casi 700 microcuentos, microrrelatos y micropoesias que ha publicado en Twitter. Algunos de ellos han ido salpicando sus dos novelas anteriores (La luz de Candela y Olvidé decirte quiero): "Este nuevo libro es un homenaje a mis seguidores, a los que siempre me han apoyado, y es una selección muy personal de aquellos textos que más me gustaban y que mejor acogida han tenido entre mis seguidores en Twitter".

Volver a los orígenes

Aunque mucho de su tiempo libre lo ocupa con trabajo, sí hay momentos, personas y rincones especiales a los que necesita regresar: "Me llenan mucho mi familia, mis amigos, mi núcleo duro. Aunque me gustaría ser madre en el futuro, ahora ejerzo de tía y estoy encantada. Esta es otra de mis pasiones, mis dos sobrinos, que supera incluso la profesional. También necesito volver al mar, a la playa, a Elche, mi ciudad. En eso soy muy del Mediterráneo. Ponerme al nivel del mar me hace desconectar y volver a los orígenes. También necesito hacer deporte, correr, practicar yoga y leer. En mi mesilla de noche siempre hay varios libros: alguno de un colega, como el último de Maxim Huerta, o una antología poética a la que vuelvo de vez en cuando... Para dedicarte a la literatura es fundamental leer mucho".