El editorial de Ana Rosa Quintana: "Lucha por lo que quieres"

​Ana Rosa nos confiesa que se siente una privilegiada por poder dedicar su vida a lo que más le gusta, con lo que más disfruta: su familia y su trabajo. Por eso, nos anima a luchar siempre por aquello que más queremos.

Lo más popular

Si tuviera que pedir un deseo para cada una de vosotras, para cada persona que quiero, sin duda sería salud, amor, comprensión, una situación desahogada... pero, sobre todo, que cada día que vayas a trabajar lo hagas feliz porque te encanta lo que haces.

Pasamos la mayor parte del tiempo desarrollando un trabajo, remunerado o no. Una obligación a la que dedicamos nuestra vida y que solo en contadas ocasiones es la que nos gusta. Y, lo que es peor, la mitad de los jóvenes ni siquiera tienen posibilidad de empezar su vida laboral, de encontrar su sitio en este mundo. Siempre he pensado que uno de los peores castigos divinos no es tener que trabajar: es levantarse cada día para ir a desarrollar una actividad que no te gusta. Y no depende del tipo de trabajo, sino de tus habilidades, de tu pequeño o gran don. Hay mujeres que han elegido libremente cuidar a su familia, y, a pesar de la dureza del trabajo y, en muchos casos, de la falta de reconocimiento, son muy felices. Hay otras que hacen lo mismo, que son consideradas y valoradas por su familia, y no lo son, y es sencillamente porque no lo han elegido, porque las circunstancias las han llevado ahí y no se sienten realizadas.

Publicidad

No importa la actividad, lo duro que sea un trabajo o lo monótono: si te gusta lo que haces, perteneces al grupo de los privilegiados. Yo me siento así, una afortunada que puedo dedicar la mayor parte de mi tiempo a aquello que me apasiona.

Muchas veces me han preguntado si no me gustaría hacer esto o aquello, y lo tengo clarísimo: no. Por eso insisto: lucha por lo que quieres, sea lo que sea. Puede que no lo consigas e incluso que sea una suerte no haberlo logrado, pero en el camino seguro que encuentras tu sitio, ese en el que puedes desarrollar todo tu potencial y que te hará la vida mucho mas feliz.

Lo más popular

Cada día doy gracias por muchas cosas, pero especialmente por no mirar el reloj esperando que termine la maldita jornada laboral. Me encanta lo que hago, la gente con quien tengo la suerte de trabajar, y sería el colmo si no me sonara el despertador a las cinco y media. Por mucho que Hal Elrob nos intente convencer en sus Mañanas milagrosas de lo fantástica que es la vida antes de las ocho, sigo sin entender a la gente a la que apasiona madrugar.

Quizás muchos no puedan permitirse el lujo de amar lo que hacen, pero no debemos rendirnos: en esa búsqueda, en ese camino, nos encontraremos.

Feliz 2017.

Ana Rosa