Las mil caras de James McAvoy

​​Quiso ser cura, pero su entrada en un grupo de teatro cambió su vocación. Hoy es uno de los actores más versátiles y este mes se enfrenta a su papel más difícil.

Lo más popular

Resulta curioso saber que su madre es enfermera psiquiátrica cuando él se acaba de meter en la piel de un paciente afectado por una brutal personalidad múltiple. Pero se nos ocurren pocos actores mejores que James McAvoy para encarnar el papel que M. Night Shyamalan (El sexto sentido) le ha reservado para su nueva película, Múltiple: el de un enfermo con 24 identidades que se ve obligado por sí mismo a raptar a unas adolescentes (un 'sin querer queriendo' de manual). Y es que a James le hemos visto convertido en fauno (Las crónicas de Narnia), en el profesor X de los X-Men y en un siniestro Viktor Frankenstein que le costo más de un dolor de cabeza por culpa de las extensiones de pelo que llevaba.

El actor, en una escena de Múltiple (estreno 20 de enero).
Publicidad

Sobre su vida personal se conoce poco. Este reservado escocés de 37 años, fan de la ciencia ficción y El señor de los anillos, estudió en un colegio católico y durante un tiempo barajó la posibilidad de ser cura o misionero hasta que entró en un grupo de teatro. James está divorciado de la que fuera su compañera en la serie británica Shameless, Anne-Marie Duff. Padre de un niño de seis años, el pasado 2015 vivió una situación digna de una sitcom que no nos resistimos a contarte: el pequeño Brendan se enfadó con su padre por hacerse un selfi con Taylor Swift sin él. Al final, no hay papel más difícil que el de ser padre, ni siquiera cuando uno se enfrenta a 24 papeles diferentes en una misma película.

More from Ar Revista: