¿Por qué nos gusta tanto Kristen Stewart?

La actriz ha pasado de ídolo adolescente a icono absoluto de la moda en un tiempo récord.

Poco queda ya de la atormentada Bella Swan que cautivó al mundo en Crepúsculo. Cada día más rubia y dueña de los ojos ahumados más penetrantes del séptimo arte, ha demostrado que solo una delgada línea separa el grunge del glamour. Y se mueve por ella como una funambulista experimentada. Sus looks de street style son una oda al denim, las camisas de cuadros y las sudaderas. Sobre la alfombra roja no hay Valentino, Balenciaga o, por supuesto, Chanel que se le resista. Karl Lagerfeld ya anunció su fascinación por ella, y no es el único.

Publicidad

Sus relaciones amorosas (la rapera St. Vincent, Soko, Alicia Cargile) levantan una expectación mayúscula, pero ya no evita hablar de ello, como ocurría durante su idilio con Robert Pattinson: "Quiero proteger mi vida personal, pero no que parezca que me avergüenzo. Ya no estoy saturada".

Tras protagonizar el último clip de los Rolling Stones, más rockera y sexy que nunca, llega a la gran pantalla por partida triple: en el drama bélico Billy Lynn (aquí puedes leer la crítica de la película), la cinta de terror psicológico Personal Shopper y como directora del corto Come Swin. Y solo tiene 26 años. Lo mejor está aún por venir.

MUY PERSONAL

Sobre su exnovio. "La gente quería tanto que Robert Pattinson y yo estuviésemos juntos que aquello se convirtió en un producto. No era real".

Sobre sus novias. "Cuando empecé a salir con chicas me pareció que había una oportunidad de representar algo positivo. Siento que de alguna manera se lo debo a la gente".