Macarena Gómez: esa divina 'it girl' que nos encanta

​Elegante y atrevida con sus looks, esta cordobesa de cuerpo pequeño y mirada penetrante se ha convertido en la reina de las alfombras rojas. Indagamos con ella en sus secretos de estilo hasta que nos topamos con un marido muy trendy...

Lo más popular

No es que la hayamos descubierto ahora, claro que no. Lleva demostrando su valía como actriz desde 2007 en la arena de La que se avecina. Sus miradas intensas en Musarañas le han ganado nominación al Goya y un sitio entre las actrices de suspense y thriller psicológico. En estos momentos estrena Pieles, que rodó a las órdenes de su amigo Eduardo Casanova, y demuestra todo un ejercicio de intensidad interpretativa. Su personal estilo la ha convertido en la nueva it girl de moda.

Publicidad

Macarena Gómez salió del armario de la gente normal y corriente en 2014, al ser descubierta entre los invitados de la boda de Andrea Casiraghi con un espectacular vestido rojo de Lorenzo Caprile y de la mano de su pareja, un cosmopolita y extravagante empresario andorrano llamado Aldo Comas. Compañero de internado suizo del hijo de Carolina de Mónaco, Aldo, que ahora es su marido y padre de su hijo Dante, parece tener tanto estilo como ella o, según hemos descubierto en esta entrevista, todavía más.

Lo más popular

Nos citamos con Macarena en un mercadillo solidario de la firma de moda Intropia, que ella amadrinaba porque "empiezo a tener muchos seguidores. ¿Por qué no utilizar esa influencia en cosas positivas y ayudar a pequeñas causas? Todo el dinero que se obtiene de esta venta especial es para la Fundación Sandra Ibarra contra el cáncer, y me encanta poder darla a conocer".

Tienes mucho estilo. ¿Lo has tenido siempre? ¿Eras la más estilosa del instituto?

¡No, qué va! Yo era la empollona de la clase. Saqué un 8,8 de media en bachillerato. Y cuando no estaba estudiando me iba corriendo a clases de ballet, que era mi gran pasión de niña y que ya no he podido mantener. Yo era la típica que se ponía el despertador a las cinco de la mañana todos los días para repasar... Y me vestía con lo primero que pillaba para ir a clase. Cuando ya fui a la universidad, me fascinaban mis amigas, que a las nueve de la mañana ya estaban pintadas y con el pelo trabajado con ondas.

Tengo predilección por el glamour de los años cincuenta. Pero siempre muy francés. Me encantan las firmas francesas como Maje o Sandro.

Pero no tiene nada que ver arreglarte mucho y ser coqueta con tener estilo. Y tú lo tienes.

Pero no es innato: he aprendido mucho gracias a mi trabajo de actriz. Al preparar mis personajes, me he tenido que plantear cómo van vestidos. Hay que buscarles la ropa para que sea coherente y atractiva con su personalidad y sus circunstancias. En interpretación, el hábito sí hace al monje.

Pero a ti la moda te encanta.

Es verdad. Para mí es un juego. Lo paso genial. Me divierte la moda, me divierte quedar con mi estilista, ver fotos, combinar y reírnos juntas... He aprendido mucho de ella, aunque tengo que confesar que yo de quien más he aprendido es de mi marido

¿Tu marido Aldo es un virtuoso de la moda?

El es el que más sabe de los dos.

¿Y por qué sabe tanto?

Él sí que ha nacido con ese talento. Mira: yo entro en una tienda y me paso media hora buscando algo bonito entre las perchas. Pero él llega y desde la puerta detecta lo más bonito y en un segundo te ha hecho la combinación perfecta. Lo suyo es una habilidad innata. Cuando tengo dudas con alguno de mis outfits, le mando una foto y tarda un segundo en decidir. Y siempre acierta.

Y cuando vais a un evento juntos, ¿os ponéis de acuerdo con lo que os vais a poner? ¿Quién decide primero?

Pues mira, la gente se equivoca, se creen que nos ponemos de acuerdo. Pero no, para nada. Si él elige primero es porque no duda nada y es más rápido que yo. Pero otras veces, como por ejemplo en la última ceremonia de los Goya, yo ya tenía mi vestido elegido tres meses antes.

Una fan de Teresa Helbig: Me parece la mujer más elegante y exquisita del mundo. Debería triunfar mucho más de lo que lo está haciendo.
Publicidad

'Pareces Miércoles Adams'

Como sin querer, los dos se han convertido en la pareja con más carisma del panorama nacional. Divertidos, amables y nada impostados, parecen disfrutar con la moda y sorprendernos de alfombra roja en alfombra roja. El trabajo de Aldo le permite seguirla a ella en algunos rodajes, como el último, que ha realizado en Escocia a las órdenes de Laurie Brewster, en The Owlman, otro drama psicológico en el que la mirada intensa de Macarena es parte esencial de la trama. Esa mirada parece ser la que atrajo a Aldo cuando coincidieron en Buenos Aires, en una cafetería mientras estaba desayunando: "Te pareces a Miércoles Adams" (la siniestra hija de la familia Adams).

Lo más popular

¿Y eso era un piropo para empezar a ligar? Cualquiera lo diría...

Para mí es un piropazo. Que me dijera algo así significaba que le gustaba como soy, con estas ojeras que me acompañan casi desde que nací.

Eres valiente y arriesgada con tus elecciones. ¿Siempre lo has sido o vas ganando en seguridad?

¡Uy! ¿Te parece que soy valiente? Pues me corto muchísimo. Mis looks más arriesgados se han quedado encima de la cama del hotel más veces de las que quisiera. Me gustaría ser más valiente de lo que soy. Si pudiera me arriesgaría todavía más.

¿Te gustaría arriesgar más?

Claro, porque al final te entra el miedo de que te pongan verde, y quieres gustar.

Me atrae el estilo masculino. Me gustaba esa forma masculina que tenía Lauren Hutton de vestirse , con zapato oxford de cordones, el pantalón ancho de pinzas y una blazer.

Tiendes a sofisticada en tus looks de fiesta, un poco al estilo edad de oro del cine americano...

Me encantan los años cincuenta de Hollywood, pero también esa forma masculina que tenía Lauren Hutton de vestirse, con el zapato oxford de cordones, el pantalón ancho de pinzas y una blazer.

¿A qué diseñadores se acerca más tu estilo?

De forma inconsciente me atrae la moda francesa. Cuando veo ropa que me gusta, miro la etiqueta y casi siempre coincide que son firmas francesas como Sandro, Maje, Pash...

Eres seguidora también de la firma que organiza este mercadillo, Intropia.

Sí, me gusta desde que empezó. Al principio se llamaba Homeless, y luego fue Hoss y ahora Intropia. Era la primera tienda cool que llegó a mi ciudad, Córdoba, hace veinte años. Fue todo un hito para una ciudad de provincias. La abuela de Aldo, que tiene muchísimo estilo, es fan de esta marca. Me gusta porque es una ropa moderna que sirve para que lo lleven la señora mayor y la chica jovencita.

Mi marido tiene un talento innato para la moda. Al entrar en una tienda, localiza en un segundo la mejor prenda y cómo combinarla. Si le mando la foto de un look, siempre acierta.

Tienes muchos amigos entre los diseñadores españoles.

Sí, pero se han hecho amigos porque me ha encantado lo que hacían. La amistad se ha forjado después. Teresa Helbig, por ejemplo, me parece la mujer más elegante y más exquisita. Su ropa está llena de detalles sutiles y la gente que trabaja en su taller, las patronistas, son educadas y cariñosas igual que ella. ¡¡¡La admiro muchísimo!!! Debería triunfar mucho más de lo que lo está haciendo. La quiero muchísimo.

Y si miramos tus looks de alfombra roja también sientes predilección por Lorenzo Caprile.

Sí. Adoro sus vestidos para esos eventos a lo grande, las bodas en las que quieres conseguir un efecto '¡guau!'. Sus vestidos consiguen como nadie esa sensación de triunfar al entrar por la puerta.

¿Cual es la herencia más preciada de tu armario?

Un vestido de mi madre que llevaba cuando estaba embarazada de mí. Y como ella era tan delgadita, me lo arreglé y ahora me lo pongo en verano.

¿Y lo más caro de tu armario?

El bolso Saffiano de Prada que me ha regalado mi marido.

More from Ar Revista: