Almudena Fernández: "El mar es un medio terapéutico y hay que cuidarlo mejor"

La modelo lleva más de diez años trabajando con Oceana, una organización que busca acabar con la sobreexplotación pesquera en mares y océanos.​ Nos cuenta su relación tan especial con el mar.

¿Qué tiene de especial el mar para ti?

Es terapia de felicidad, este medio me permite desconectar de todo para conectar conmigo misma y con la naturaleza.

¿Por qué decides implicarte con una asociación como Oceana?

Siempre he tenido inquietud y sensibilidad por el respeto al medio natural, por lo que me sentí muy conectada con ellos desde el principio.

¿Qué problemas genera la sobreexplotación pesquera?

Básicamente acabar con las especies marinas, porque no respetan los límites establecidos de cantidad, tiempo de reproducción y crecimiento de los peces.

Publicidad

¿Cómo podemos aportar los consumidores nuestro granito de arena?

Como consumidores tenemos el derecho a pedir información a nuestro pescadero , restaurante... sobre el origen, métodos utilizados y si se han respetado las normativas. Si demandamos una pesca respetuosa, sostenible y local, haremos que muchas de estas prácticas dejen de cometerse porque no existirá la demanda.

Siempre nos dicen que comer pescado es muy saludable. ¿Cómo podemos conseguir un equilibrio entre nuestra salud y la de los océanos?

Consumiendo pescado de temporada, de nuestras costas, que cumpla el requisito de tamaño y las normativas de protección de cada especie.

Lo más popular

¿Has participado en alguna expedición con Oceana?

Durante estos años, he participado en varias. La que más me ha marcado ha sido la que hicimos al golfo de México en 2010 después del derrame de la petrolera BP. Fue una experiencia que cambió mi vida y consiguió darle más fuerza a mi activismo.

Has fundado tu propia asociación para ayudar a niños con dificultades, Kind Surf. ¿Qué les aportan el mar y el surf?

El mar es un medio natural terapéutico, que les aporta sensaciones maravillosas, les relaja la mente, les permite regular sus emociones y debido a que cada ola es diferente les aporta creatividad.

More from Ar Revista: