Àstrid Bergès-Frisbey: la musa del Rey Arturo

​La barcelonesa muestra toda su magia en esta nueva revisión del mito artúrico realizada por el director Guy Ritchie. Hollywood se ha enamorado de esta joven actriz de 31 años.

Tiene encandilada a la meca del cine. ¿El último en caer en sus redes? El ex de Madonna, Guy Ritchie. Y es que la elegancia y la belleza de esta barcelonesa de nacionalidad francoespañola no deja lugar a dudas: Àstrid Bergès-Frisbey ha llegado para quedarse. Ya la hemos visto en películas como la española El sexo de los ángeles o la francesa Juliette, pero fue en Piratas del Caribe: en mareas misteriosas cuando descubrimos a aquella sirena de la que todos hablaban. Ahora, a sus 31 años, Ástrid se ve convertida en una maga que presta su ayuda al futuro rey Arturo (Charlie Hunnam) en la nueva y muy libre versión del mito que nos recuerda por momentos trabajos anteriores de Ritchie como Lock & Stock o el Sherlock Holmes protagonizado por Robert Downey Junior. La peli, con mucha acción y muchos efectos, no emociona, pero entretiene.

Publicidad

Muy versátil

No solo con belleza ha llegado Àstrid a Hollywood. A su sensibilidad y talento, que lo tiene, y mucho, hay que sumarle que habla varios idiomas: español, catalán, francés, inglés, y se defiende más que bien con el italiano. Y es que a sus raíces españolas por parte de padre y americanas por parte de madre, hay que añadir que su abuelo materno es inglés y su abuela francesa.

Lo más popular

Galardonada en 2011 con el Trophée Chopard a la actriz revelación del año en el Festival de Cannes, la verás muchas veces vestida de Chanel, una firma que forma parte de su vida: "Mi madre solía trabajar para la tienda Chanel en París, así que siempre he estado muy familiarizada con la marca", explica esta mujer que casting a casting va haciéndose un importante hueco en la escena internacional. Eso sí, de actriz-modelo, como dicen, nada: "Esa no es mi historia".

More from Ar Revista: