Lo mejor de la vida por... Fran Perea

El mar de su Málaga natal, un paseo por el madrileño barrio de los Austrias, los encuentros familiares y el placer de trabajar con amigos. Descubrimos la faceta más personal del actor Fran Perea, músico y, ahora, director.

Lo más popular

Le conocimos cuando apenas tenía 25 años, en una de la series televisivas de más éxito, Los Serrano. Allí hacía de hijo mayor de Antonio Resines y cantaba aquello de Uno más uno son siete. Sin embargo, a los tres años decidió virar el rumbo y volver a su casa: el teatro. Ahora, a punto de entrar en la cuarentena, regresa como director de Souvenir, una obra que aborda la historia de Solomon Shereshevski, un periodista ruso de los años veinte que nunca pudo olvidar nada en su vida. Entre recuerdos, experiencias y anécdotas nos adentramos en el nuevo universo del polifacético Fran Perea.

Publicidad

No estarías dispuesto a borrar...

La verdad es que tengo muchos recuerdos bonitos de mis abuelos viéndome en el teatro y aplaudiéndome. Tengo en mente un concierto al que vino mi abuela, con cerca de 80 años, y no paró de bailar en la primera fila. Son ese tipo de momentos los que me hacen sentirme relmente afortunado.

¿Cómo sueles desconectar?

Es complicado. Para mí lo más efectivo es irme a León o Málaga y estar con mi gente, que son los que me traen a tierra y me hacen olvidar los problemas. Cada cierto tiempo, además, trato de buscar momentos para resetear. Soy un gran aficionado al teatro y para mí resulta muy terapéutico.

Su primera obra como director, Souvenir, se puede ver hasta el 26 de noviembre en los Teatros Luchana.
Lo más popular

¿Cómo disfrutas de tu tierra?

Lo que más me gusta es estar en casa con mis padres, ir a ver a mi abuela, pasar tiempo con mis primos y, por supuesto, la playa. He vivido en esta ciudad 21 años y el mar siempre ha sido una pieza indispensable.

Tus refugios en Madrid

Llevo aquí 17 años y me encanta. Adoro esa cosa que tiene de ciudad cosmopolita, donde todo el mundo está en movimiento y busca algo. Me gusta pasear por La Latina, el barrio de los Austrias y llegar hasta Ópera. Sitios como el Café Federal son mis habituales.

Su perro León. Este pastor de Brie se ha convertido en uno más de la familia Perea.

Si escuchas 'León' piensas en...

¡Mi perro! Bueno, en realidad es el perro de mis padres. Yo tenía un antes en Madrid a Syrius, un pastor de Brie negro. Le daba una vida muy perra y se lo tuve que llevar a mis padres a Málaga. Al poquito enfermó y murió. Hablé con una amiga criadora y me presentó a León. Desde entonces se ha convertido en uno más de la familia.

¿Tu último maratón seriéfilo?

Acabo de terminar de ver 13 Reasons Why. Antes me empachaba de series y ahora tengo que verlas más dosificadas. Aun así, intento tener siempre un ratito al día para evadirme viendo alguna. 


Un libro para recomendar

Lo cierto es que últimamente leo más guiones y textos teatrales que otra cosa. Pero, sí, tengo algunos referentes fuertes como el escritor Haruki Murakami. Recomendaría cualquier libro de él. Me cuesta elegir.

¿Amante de la fotografía?

Siempre me ha atraído mucho el mundo de la imagen. Desde que hice la serie B&B, en la que hacía de fotógrafo, intento dar una vuelta a todas las instantáneas que tomo. Me he obligado a capturar todas las fotos de mi Instagram en blanco y negro para mejorar mi creatividad y buscar la diferencia.

Hugo Boss es una de sus marcas fetiche.

¿Te gusta cuidarte?

Tengo un talón de Aquiles con el tema de los cuidados corporales. Es verdad que cuando estoy rodando tengo la piel destrozada e intento, al menos, usar una crema hidrantante. Lo que sí procuro es comer sano, salir a correr cuando puedo e ir al gimnasio.

¿Qué hay en tu armario?

Tengo un fondo de armario para los eventos. En el día a día me gusta vestir cómodo y no me complico: apuesto por jeans y camisetas. No me como la cabeza. Tengo un estilo muy sport.

¿Tus diseñadores fetiche?

García Madrid es uno de ellos. También he trabajado mucho con Álvaro Moreno, andaluz, porque me gusta mantener ese vínculo con mis raíces. Tampoco puedo olvidar a Hugo Boss, que me ha acompañado siempre en las grandes ocasiones, como el último Festival de Málaga.

Lo mejor de trabajar con amigos.

Creo que hay una familia dada y otra elegida. Yo tengo la suerte de poder trabajar siempre que puedo con colegas. Es bonito encontrar a gente que tiene las mismas inquietudes que tú y poder volcarlas en un proyecto común.

More from Ar Revista: