¡Hola perennials! El editorial de Ana Rosa Quintana

Baby boomers, milennials, sexennials... Y nosotras, ¿que 'enial' somos? Ya lo hemos descubierto, somos una nueva generación: las perennials, mujeres (y también hombres) para los que la edad es solo un número y no tiene ninguna importancia. Sobre ello reflexiona Ana Rosa Quintana en el editorial del mes de diciembre.

Lo más popular

Primero fue la generación X, luego los baby boomers y ahora los milennials. Nacidos en el final de los ochenta, han vivido el comienzo de la era tecnológica y se han adaptado a ella sin ningún esfuerzo. Han decidido que trabajar es importante, pero no quieren empleos indeseados y tienen unos ideales de vida que van mas allá del trabajo.

Tenemos también los sexennials, los nacidos entre 1977 y 1983, entre la generación X y los milennials. Crecieron en la era analógica y es la ultima generación que recordará como era la vida antes de Internet, una generación puente que vivió el nacimiento de la era digital.

Publicidad

Y nos preguntábamos: "Y nosotras ¿que …enial somos?". Pues ya lo tenemos, somos una nueva generación: las perennials, mujeres y también hombres para los que la edad es solo un número y no tiene ninguna importancia.

"Mujeres a las que la edad les ha dado seguridad y experiencia y quieren seguir haciendo cosas que supongan un desafío"

Lo más popular

A partir de los 35 y hasta el infinito, especialmente mujeres que no piensan en la edad de jubilación porque quieren seguir teniendo experiencias, relacionarse en el trabajo con jóvenes y seguir aprendiendo, y que se siguen sintiendo jóvenes y con proyectos. Especialmente las mujeres que no creen que nos volvamos invisibles ni a los 40 ni a los 50 ni a los 60. Y que cada vez más controlan puestos decisivos en la sociedad y en la política.

Mujeres a las que la edad les ha dado seguridad y experiencia y quieren seguir haciendo cosas que supongan un desafío, probar, aprender, experimentar. Las perennials se cuidan, comen sano, hacen ejercicio y, sobre todo, no se encierran en sus casas pensando que ya han cumplido con su papel de madre, esposa o profesional.

Me apunto a ser perennial, y que nadie ponga fecha a mi compromiso, mis ilusiones, mis ganas de iniciar nuevos proyectos, de descubrir nuevas experiencias y disfrutar de la compañía de colegas jóvenes, hijos o amigos de cualquier edad, siempre que nos relacionemos como iguales.

Acaba un año y me gusta la idea de que muchas mujeres nos unamos para ayudarnos y acabar con los tabúes que nos han arrinconado. Las perennials estamos aquí para quedarnos, olvidarnos de los números y hacernos cada día mas visibles, y para seguir dando mucha guerra mientras sintamos la curiosidad, las ganas de vivir a tope y la ilusión de iniciar proyectos.

Felices Navidades.

Ana Rosa

More from Ar Revista: