Brad Pitt: Un hombre de verdad

Su nombre es sinónimo de oro para la taquilla. Ahora podría estar más cerca de hacerse por fin con su primer Oscar.

No me gusta que mi vida privada sea más comentada que mis películas pero es algo con lo que he aprendido a vivir”. Así contestaba Brad Pitt a su tan comentada mala relación con su ex, Jennifer Aniston, en el estreno de su nueva película, Rompiendo las reglas. En ella se narra la historia real de Billy Beane, director de un modesto equipo de béisbol, y su lucha por conseguir ganar la liga sin contar con un gran presupuesto. Un relato que ensalza el afán de superación y la capacidad de mejorar.
Este otoño ha comenzado fuerte para él. Tras las buenas críticas por su interpretación en El árbol de la vida –por la que podría ser nominado al Oscar–, ha demostrado que sabe asumir su madurez con optimismo para aparecer por fin como un actor que quiere que lo tomen en serio. Ya lo intentó en otras ocasiones, poniéndose en la piel de un enfermo mental en Doce monos, como boxeador de acento incomprensible en Snatch o interpretando a Benjamin Button, el hombre que rejuvenecía con el paso del tiempo. Algo que él nunca ha tratado de evitar. “Cumplir los 40 me hizo sentir más motivado. Ahora me atrevo a hacer cualquier cosa”.

Publicidad

MUY PERSONAL
Con seis basta. La numerosa y multirracial familia que comparte con Angelina Jolie ha llegado, según ambos han asegurado, a su tope. "Por las mañanas la casa parece una escena de alguien voló sobre el nido del cuco", bromea.
Sobre dos ruedas. Es un gran apasionado de las motos. no solo acude siempre que puede a los grandes campeonatos sino que es dueño de más de una docena, entre ellas varias Harley-Davidson y una Chopper customizada por él mismo.