Lo mejor de la vida por... Pablo Rivero

Pablo Rivero (el incansable Toni Alcántara en la ficción) es un apasionado de la Gran Manzana y su arquitectura. Viajero y cinéfilo, tiene predilección por las pequeñas cosas que marcan la diferencia.

Lo más popular

Lleva 17 años en la pequeña pantalla. Madrileño, soñador y risueño, agradece infinitamente todas las oportunidades que le ha dado la vida. Cuéntame cómo pasó ha sido, y es, uno de los proyectos que más alegrías le han dado, no solo a nivel profesional, sino también personal. Pero a sus 37 años no solo se dedica al séptimo arte: su novela de suspense No volveré a tener miedo (ed. Conspicua) ha tenido una acogida espectacular. También colecciona entradas de cine, la afición que ocupa el 60 % de su ocio. Su próxima película, Paella Today, promete regalar más de una sonrisa y romper esquemas. Ambientada en Valencia y con un concurso de paellas como telón de fondo, explora el humor ácido y las relaciones poliamorosas de manera natural, sin prejuicios: "Los que me conocen saben que soy bastante payaso y siempre me han dicho que debería hacer comedia, y aquí estoy". Incluso el mismo Pablo reconoce que grabar el filme le ha permitido liberarse, disfrutar y pasárselo bien. Pero, sobre todo, ser feliz.

Publicidad

¿Qué es Cuéntame para ti?

Es un privilegio y una suerte haber tenido trabajo durante tanto tiempo. Además, es una profesión que te permite aprender, conocer a gente y poder estar al mando de un personaje, vivir su evolución, con lo que todo ello conlleva. Tanto para bien como para mal. Al final todo se traduce en la lucha por mantener una coherencia. Y creo que todos los que estamos en la serie vivimos superimplicados y tenemos siempre presente al público, que es quien te mantiene vivo como actor. Estamos ahí y la gente lo respeta mucho, pero sin llegar a tener la fama de una celebrity. Poder combinar ambos mundos es toda una suerte. Puedo salir a cualquier lado.

Lo más popular

La familia para ti es...

Soy muy familiar, cada día más. Supongo que cuando te vas haciendo mayor valoras muchísimo a la familia y el hecho de estar todos juntos. Mi situación familiar siempre ha sido muy buena: tenemos una relación excelente. Intento darles mucha prioridad. Por ellos, pero también por mí, porque son uno de los pilares fundamentales en mi vida.

Palomitas + cine. Siempre hace una foto de la entrada cuando va al cine, y las guarda todas.

Te encanta cocinar para los tuyos. ¿Te consideras buen anfitrión?

Ahora sí, pero antes me ahogaba en un vaso de agua. Me agobiaba por todo. Sufro mucho a la hora de mezclar a gente diferente. Organizo buenas cenas, pero siempre con ayuda. Eso sí, intento pensar en todos mis invitados para que estén agusto. Cada vez me gusta más hacer cosas de día. Vinito, queso, jamón...

¿Cuál es tu restaurante favorito?

Un sitio que han abierto en Madrid, se llama Rómola y está en la calle Hermosilla. Está muy bien. Además, tiene una decoración que me fascina. No es que yo sea de comer muy fit, pero hay comida de todo tipo y los postres son de diez. Me encanta para ir con amigos.

Tienes un especial cariño por Nueva York. ¿Qué te sigue sorprendiendo?

Me encanta su arquitectura. Uno de los edificios más emblemáticos para mi es el Flatiron, porque me parece antiguo y moderno a la vez. Es como muy de la Gran Manzana, pero con ese aire del Soho.

Paella Today. La nueva comedia del actor, donde interpreta a Pep, un joven bohemio que se enamora.

Ahí también escribiste el primer borrador de tu novela.

Estuve un mes allí solo y fue cuando comencé a redactar la primera versión de No volveré a tener miedo. Es una ciudad intensa, donde me pierdo, pero entre ese aluvión de gente me siento en paz. Me encantaba la sensación de libertad. Hay una vena muy artística en todos lados: pintores, bailarines, escritores... era todo de película. Aunque la idea del libro surgió cuando tenía 17 años, a raíz de una pesadilla cuando aún vivía en casa de mis padres. Es una historia de un asesinato familiar, muy oscura, pero con un final inesperado.

¿De qué no volverás a tener miedo?

No volveré a tener miedo de no ser aceptado. A quién le gustes le vas a gustar y a quién no, no. Y no pasa nada.

¿Cuál es tu mayor tesoro?

Soy mucho de coleccionar. Soy fan incondicional de Twin Peaks. Tengo toda la colección de los primeros DVD y tengo muñecos. Me gustan mucho los espacios diáfanos, pero necesito un estudio donde pueda ser yo mismo. En el mío guardo todo lo relacionado con la fotografía, el cine, libros antiguos, mis figuras... Tengo muñecas parecidas a las Barbie que compré en Nueva York, pero también de Hannibal Lecter o de Psicosis.

Restaurante Rómola. Su lugar favorito para cenar.

Como buen amante del cine, ¿tienes algún ritual cuando ves una película?

Siempre saco las entradas con mucha antelación y tengo predilección por la fila cinco. Comprar palomitas, hacer mi foto con la entrada y subirla a Instagram es ya una costumbre. Y lo hago por dos razones. Primero, porque siempre he coleccionado las entradas en formato físico, aunque luego se destiñan con el tiempo. Y segundo, porque mostrando que voy al cine, y enseñándolo en las redes, también le muestro a la gente lo que hago. Si puedo conseguir que la gente vaya y lo fomente, entonces podré decir que uso Internet para algo bueno.

¿Qué te relaja en el día a día?

Las pequeñas cosas. Un baño de agua caliente o el momento de ponerme a leer cerca de la ventana cuando hay sol y disfrutar. Me parece un placer, no tanto por el libro, que también, sino por poder permitírmelo.

¿El mejor consejo que te han dado nunca?

Mi madre siempre me ha inculcado que hay que trabajar. Ser agradecido, pero, sobre todo, normal.

More from Ar Revista: