J.K. Rowling: "Fracasar me enseñó cosas sobre mí que no había podido aprender de otra manera"

Antes de convertirse en una de las escritoras más famosas del mundo, la 'madre' de Harry Potter creyó tocar fondo. Divorciada, con una hija y en paro, llegó el momento de tomar una decisión que, sin saberlo, cambiaría su destino. Estas son sus lecciones de vida, recogidas ahora en un precioso libro ilustrado.

Lo más popular

La vida es difícil, es complicada, y nadie puede controlarla del todo, pero, si sois humildes y lo aceptáis, lograréis superar las vicisitudes". Con lecciones como esta, J. K. Rowling convirtió el brillante discurso que dio en junio de 2008 durante la ceremonia de graduación de los alumnos de la Universidad de Harvard en uno de los textos inspiracionales más importantes que puedas leer. Ahora, de la mano de la editorial Salamandra, llega convertido en un hermoso libro con ilustraciones originales de Joel Holland, un maestro del hand lettering, y el toque del estupendo diseñador gráfico Andrea Cavallini.

Publicidad

Vivir bien la vida se convierte así en una auténtica joya y uno de los regalos más bonitos que puedes hacer, porque en él encontrarás la esencia de una escritora que ha sabido extraer de su experiencia unas lúcidas y sabias lecciones que todos deberíamos aprender.

Los inesperados beneficios del fracaso y el papel crucial de la imaginación fueron los cimientos sobre los que la autora de la celebrada saga de Harry Potter construyó este poderoso alegato de superación personal, algo que ella conoce muy bien. Un texto que nos invita a actuar, a arriesgarnos, a perder el miedo, a salir del ámbito de confort y descubrir las infinitas posibilidades que la vida nos depara. "Nunca te conocerás de verdad a ti mismo, ni sabrás lo sólidas que son tus relaciones, hasta que la adversidad os haya puesto a prueba a ellas y a ti", escribe.

"Dejé de fingir ante mí mismaque era lo que no era"

Lo más popular

Como toda aventura, esta en la que nos vamos a adentrar necesita de unos preparativos. Tenemos que arrojar por la borda un lastre que muchos aún conservamos en la edad adulta: "Culpar a nuestros padres por llevarnos en la dirección equivocada tiene fecha de caducidad; en cuanto alcanzas la edad suficiente para tomar las riendas de tu vida, la responsabilidad recae sobre ti", afirma Rowling. Una vez hecho esto, tenemos el timón en nuestras manos. Ahora todo depende de nosotros, aunque a veces achaquemos a la suerte muchas de las cosas que nos suceden, sean éxitos o fracasos. Pero ¿qué es la suerte? ¿Un fracaso es fruto de la mala suerte? Porque fue precisamente un fracaso el que empujó a la escritora a la que después ha sido su vida, con un desenlace que muchos han calificado de "cuento de hadas". Sin embargo, tras este final casi mágico lo que de verdad hay es una lección de tesón, empeño y valentía. Y mucho talento.

Siete años después de graduarse en Filología clásica en la Universidad de Exeter, su primer matrimonio se acabó y Rowling se convirtió en una madre soltera que estaba en el paro y vivía del subsidio. Ella misma confiesa que por entonces era todo lo pobre que puede ser una persona antes de convertirse en un sin techo. "El fracaso me obligó a prescindir de lo superfluo. Dejé de fingir ante mí misma que era lo que no era y empecé a concentrar toda mi energía en acabar el único trabajo que de verdad me importaba". Decidida, exprimió aquel tiempo completando en varios cafés de Edimburgo Harry Potter y la piedra filosofal, el primer libro de la que se convertiría en una de las series más importantes de la literatura, con más de 500 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo. "Fracasar me proporcionó una seguridad interior que nunca había alcanzado aprobando exámenes. Fracasar me enseñó cosas sobre mí misma que no habría podido aprender de ninguna otra manera", asegura quien aprendió una valiosísima lección en sus peores momentos, pero que tiene muy claro que la pobreza en la que vivió no es algo que se elija ni se idealice, aunque haya quien lo haga. Porque lo único que la pobreza esconde es miedo, estrés y depresión. Lo sabe muy bien, tanto como que el primer paso para lograr lo que queremos es ponernos unas metas alcanzables. Ese y no otro es el inicio que marca el camino hacia la superación personal.

"En Amnistía Internacional viví una de las experiencias más inspiradoras de mi vida"

Por supuesto, el camino que tomemos y los pasos que demos estarán marcados en gran parte por las experiencias ya transitadas, esas de las que hemos aprendido lecciones de vida que nos ayudan a enfrentarnos al futuro con mayor arrojo y valentía. En el caso de J. K. Rowling, fue un trabajo en el que estaba empleada cuando tenía poco mas de veinte años el que forjó gran parte de su carácter.

Publicidad

Durante aquel periodo de juventud estuvo en el departamento de Investigaciones Africanas de la sede de Amnistía Internacional en Londres, experiencia que influyó no solamente en lo que escribió, sino en las decisiones posteriores que tomó. Los testimonios de víctimas que leía, el saber que había gente que se arriesgaba a penas de cárcel e incluso a la muerte por informar de las injusticias que se producían en sus países, trabajar con personas que se habían visto obligadas a huir de sus casas, que habían tenido que dejar todo atrás, y tantas otras experiencias similares le enseñaron el poder que tenemos en nuestro interior, amén del de la empatía humana. "Aquella fue la mayor lección de humildad y una de las experiencias más inspiradoras de mi vida", cuenta.

"Las personas que de forma deliberada no hacen uso de su imaginación ven más monstruos"

En situaciones como las que vivió durante aquel periodo en Londres, en esas experiencias que cada día nos acercan a gente que sufre y nos unen a ellas en su dolor, es donde se ve claramente el papel crucial de la imaginación. Porque sin ella, tal y como nos enseña en su libro la escritora británica, sería imposible que nos pusiéramos en el lugar de los demás, que imagináramos cómo serían nuestras vidas de estar en su piel. "Quienes eligen quedarse en un espacio reducido desarrollan una especie de agorafobia mental, y eso acarrea sus propios terrores. Creo que las personas que de forma deliberada no hacen uso de su imaginación ven más monstruos. Suelen tener más miedo. Es más, quienes eligen no empatizar son quienes permiten que existan monstruos reales. Porque, aunque no cometamos directamente un acto de maldad, somos cómplices a causa de nuestra indiferencia", escribe la escritora y filántropa.

Tras el éxito obtenido y las lecciones aprendidas, J. K. Rowling no se ha quedado sentada a esperar los numerosos reconocimientos de los que su obra la ha hecho merecedora, entre otros la Orden del Imperio Británico por su contribución a la literatura infantil tras escribir siete libros que se han traducido a ochenta idiomas y han inspirado ocho películas de enorme éxito en taquilla.Decidida a acabar con algunas de las injusticias de este mundo, apoya diversas causas a través de su fundación benéfica Volant Trust, a la que ha dado el apellido de soltera de su madre. "Creé esta fundación en el año 2000 para apoyar causas benéficas y cuestiones que me apasionan y quiero apoyar. Desde entonces, hemos contribuido con donaciones a innumerables organizaciones benéficas, grandes y pequeñas, para ayudar a las mujeres y los niños que están en riesgo o se encuentran en situaciones donde parece que no hay escapatoria", explica.

"Mi sueño es que llegue el día en que la idea de confinar a los niños en hospicios parezca extraída de un mundo ficticio y cruel"

Lo más popular

Es fundadora y presidenta también de Lumos, organización que trabaja para acabar con el internamiento en hospicios de niños de todo el mundo y para garantizar que todos ellos crezcan en un entorno en que no les falte afecto y seguridad. "En la actualidad, hay ocho millones de niños que se crían en esa clase de instituciones en todo el mundo. Sin embargo, la inmensa mayoría no son huérfanos. Hoy en día, multitud de expertos coinciden en que internar a los niños en centros de ese tipo resulta sumamente perjudicial para su salud física y mental, y en que tiene gravísimas consecuencias para su futuro. Mi sueño es que lleguemos a ver el día en que la mera idea de confinar a los niños en hospicios parezca extraída de un mundo ficticio y cruel", escribe sobre esta ONG. Y suma y sigue, porque la escritora apoya también a otras instituciones como Comic Relief, creada en respuesta a la hambruna en Etiopía, Multiple Sclerosis Society of Great Britain, dedicada a apoyar la investigación contra esta enfermedad y a dotar de cuidados a los afectados por ella, o Gingerbread, de ayuda a familias monoparentales.

Como vemos, sus tiempos en Amnistía Internacional dejaron en ella una profunda huella, que por cierto también se ve en sus libros. No olvidemos que según reconoció el jurado del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, galardón que le fue otorgado en 2003, sus libros promueven "la imaginación como fuente de libertad al servicio del bien y la cooperación y la solidaridad entre las personas".

Escribía Charles Chaplin: "La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes de que el telón baje y la obra termine sin aplausos". Y eso es lo que pensamos hacer inspiradas por el ejemplo de una gran mujer que afirma: "No necesitamos magia para transformar nuestro mundo; ya tenemos, en nuestro interior, todo el poder que necesitamos: el poder de imaginar algo mejor".

Ejemplo de vida

Cuando la fama sirve para ayudar. Todo reconocimiento es poco para una mujer que aprovecha su visibilidad para ayudar a los desfavorecidos. Entre tantos, destaca haberse convertido en miembro de la Orden de los Compañeros de Honor, un selecto grupo formado por personas que la monarquía británica honra por su aportación a las artes, las ciencias y la política (en la imagen, junto a su marido el día de su nombramiento). Al lado, su último libro, Vivir bien la vida (Salamandra), recoge sus inspiradoras lecciones de vida.Abajo, vemos a J. K. Rowling con una camiseta de Lumos, la fundación que fundó y preside, y junto a Emma Watson, la querida Hermione de los libros de Potter, durante un acto en beneficio de su ONG.

More from Ar Revista: