El padre ideal

¿Su último reto? Un padre coraje 
que lucha contra un ‘tsunami’.

Este escocés ha hecho suyo el adjetivo ‘camaleónico’. Así lo considera el Festival de Cine de San Sebastián, que este año le entrega el premio Donostia. “Debe de ser terrible sentir que estás repitiéndote”, sentencia el actor.

A sus 41 años, McGregor se convierte en el actor más joven en recibir el galardón. Y es que, tras 50 títulos, no le tiembla el pulso ante la cámara. Igual blande una espada láser en La guerra de las galaxias, que se pone heroína en Trainspotting, entona gorgoritos románticos en Moulin Rouge o se desnuda en Young Adam.

Publicidad

El pelo revuelto y una sonrisa burlona son sus señas de identidad. Le encantan los looks ajustados y, según dice, espera poder jubilarse en pitillos. De hecho, los de la última campaña de Belstaff le sientan como un guante. Pero no será su lado más sexy el que podamos disfrutar este mes en Lo imposible, del español Juan Antonio Bayona.

En el filme se relata una historia real, la de una familia que cuenta su conmovedora experiencia durante el tsunami tailandés de 2004. Curiosamente, es la primera vez que McGregor encarna a un padre, y eso que ya hace quince años que nació el primero de sus cuatro hijos.

MUY PERSONAL
Una asignatura pendiente. No consigue hablar francés, aunque su esposa es de allí y ella y sus hijos lo hacen. En su boda contestó “Oui” en el momento equivocado, e hizo reir a todos.
Loco por las motos. Con ellas ha recorrido miles de kilómetros por todo el globo y tiene una envidiable colección con modelos de hasta 1929.