Jesús Castro, la revelación

Es de Cádiz, ha sido elegido entre 10.000 jóvenes y está llamado a ser la nueva estrella del cine español.

Dicen que su mirada es capaz de dejarte clavada en el sitio, que a pesar de no haber trabajado nunca es un actor intuitivo y magnético y que puede ejecutar escenas peligrosas sin inmutarse, “a lo Steve McQueen”, como dice Luis Tosar, uno de sus compañeros de rodaje. Y es que Jesús Castro, como se llama este joven gaditano de 21 años, es el protagonista de El niño, el nuevo filme de Daniel Monzón (Celda 211), en el que también aparecen Eduard Fernández y Sergi López. Mejor elenco, imposible.

Publicidad

Por su físico ya empiezan a hablar de él como ‘el nuevo Duque’ –curiosamente también fue un papel de narcotraficante el que lanzó a la fama a Miguel Ángel Silvestre–, aunque en este caso el narco es un joven que se introduce en ese peligroso mundo como si fuera un juego, atravesando el estrecho de Gibraltar en lancha. Una escena trepidante que verás en la película y para la que Castro no necesitó que le doblasen: “Entrenó unas horas y parecía que había llevado la lancha toda la vida, claro que lo mismo hizo con las escenas de conducir”, afirma entusiasmado el director.

Lo más popular

“En mi vida habría soñado que iba a dar con alguien así, y eso que fue una casualidad encontrarle en su instituto porque ese día no pensaba ir a clase. Afortunadamente su padre le obligó. Jesús tiene una fotogenia admirable: nada más verle te das cuenta de que tiene esa cualidad de estrella. Quiero decir: uno nace siendo James Dean, no se hace. Él tiene ese don interior: es un animal cinematográfico nato que se crece ante la cámara”, añade Monzón mientras nos invita a seguirle la pista a un novato que promete no ser una estrella fugaz.