Scott Eastwood, el buen hijo

El actor, digno heredero de Clint Eastwood, ya es el nuevo galán de Hollywood.

Una sesión de fotos para una publicación norteamericana, donde aparecía ‘surcando’ los mares a bordo de un velero con la camisa estratégicamente desabrochada, revolucionó las redes sociales y supuso el despegue definitivo de la carrera de este actor y modelo de 28 años. Fruto de una relación clandestina del director, nunca ha ido de ‘hijo de’. De hecho, comenzó su carrera como Scott Reeves, el apellido de su madre. Pero los genes (y la industria) mandan, y el apellido paterno se impuso.

Publicidad

A sus 28 años, Scott comparte con su progenitor la misma mirada penetrante que cautiva a la cámara. Pero no solo de ADN se alimenta el currículum del que ya es oficialmente el nuevo galán de Hollwyood. Tras varios cameos en películas de su padre, y compartir pantalla con Brad Pitt en Corazones de acero, ahora llega reconvertido en héroe romántico en El viaje más largo. Mención aparte merecen sus vídeos caseros de karaokes improvisados en Instagram. Te vas a enamorar... y lo sabes.

MUY PERSONAL
Su padre, su ídolo. Scott es un rendido admirador de su padre: “es un hombre de verdad”.
El chico de los mil dones: ha sido camarero, vigilante de párking y obrero. Toca el saxo, surfea, pesca y pilota helicópteros. Tiene un bar en san diego donde pone cañas y sirve su propio whisky.