Joaquín Camps triunfa con "La última confidencia del escritor Hugo Mendoza"

La enseñanza y la literatura son las dos pasiones de este economista y catedrático de universidad, autor de "La última confidencia del escritor Hugo Mendoza", una novela que atrapa el alma desde la primera página.

Reconozcámoslo: no es habitual encontrarse con una imagen como la que acompaña estas líneas en la contraportada de un libro. Pero la historia que hay tras "La última confidencia del escritor Hugo Mendoza" (Ed. Planeta), la ópera prima de este nuevo galán de las letras, tampoco lo es. Este valenciano de 43 años, profesor de Estrategia de empresa, escribió su primer (y maravillosamente adictivo) libro en absoluto secreto. Durante dos años. “Mi novia no me lo ha perdonado aún”, bromea. En la comida de Navidad de 2014 dio la gran noticia a toda su familia: había escrito una novela y ya estaba en imprenta. Un año después, su foto en Whatsapp, donde aparece rodeado de ejemplares con una sonrisa XXL, da fe de su momento vital: “Nunca imaginé que algo que hice para pasármelo bien fuera a conectar tanto con el público. No solo por la novela negra, sino por el desamor. Muchas chicas me han dicho que me meto muy bien en la piel de unamujer”. Y es que su éxito entre el público femenino es innegable: “Muchos de los mensajes que a veces me envían me sonrojan. [Ríe] ¡Las chicas sois muy atrevidas!”.

Publicidad

A pesar del éxito de esta aventura, Camps no piensa dejar la enseñanza: “Me lo paso bomba en la universidad. Sin la energía que me dan mis alumnos, seguramente no hubiera hecho este proyecto”. ¿Estamos ante una nueva versión del protagonista de El club de los poetas muertos? “Podrían hacerse paralelismos, aunque yo creo que él se parece más al protagonista de mi novela –un atractivo profesor de literatura–. Hay mucho de mí en en mi personaje: yo no llevo una vida tan truculenta, pero su mayor aventura es descubrirse a sí mismo, y yo me siento muy identificado con eso”.

Lo más popular

MUY PERSONAL
El buen hijo “El libro está dedicado a mis padres. Es verdad lo que escribo: ‘sin ellos, nada hubiese sido posible’. Jamás olvidaré la llorera que se cogieron cuando la leyeron”.
Imparable. Planeta ha vendido los derechos de su novela a una productora norteamericana de televisión, y Joaquín ya está escribiendo su segunda novela. "Solo puedo decir que está ambientada en París"
Un gran lector Sus dos últimos descubrimientos: ‘El jilguero’, de Donna Tartt, y ‘El bar de las grandes esperanzas’, de J. R. Moehringer.