Boticaria García, nuestra nueva bloggera

Será tan efectiva esa crema antiarrugas que he visto anunciar en televisión? ¿Por qué me escuecen tanto los ojos? ¿Necesito algún complemento nutritivo? ¿Qué son esas manchas de mi espalda? Todas, sin excepción, en algún momento de nuestras vidas, desearíamos contar en nuestro círculo de amigos con un profesional que nos ayude a aclarar las dudas que nos surgen en torno al mundo de los medicamentos, los productos cosméticos o nuestra alimentación.
Aunque ya no es necesario salir a la calle en busca del farmacéutico que aclare las dudas. No somos pocas las que, ante el más mínimo problema, nos abalanzamos sobre el ordenador, abrimos Google y preguntamos al ciberespacio. El buscador, en segundos, muestra cientos de respuestas entre las que seleccionar la que mejor se acopla a nuestra valoración personal del problema.
Precisamente una de las razones que impulsaron a nuestra bloguera, Marián García, a crear el blog Boticaria García, fue la de acabar con lo que ella llama ‘doctor Google’: “La gente llega a la farmacia y da por verdad absoluta lo que lee en Internet, algo parecido a lo que ocurría antes con la tele. Es muy difícil convencer a ciertas personas de que se puede poner en duda lo que han leído en la red y que hay que tener cierto conocimiento y criterio para discriminar la verdadera información. Lo que ocurre es que buscamos magia y en Internet la encontramos. Después llega la gran decepción”.
Para Marián no es su primera experiencia como bloguera. Durante dos años estuvo contando cómo vivía sus días de madre primeriza en Mi gremlin no me come: “Lo dejé porque llegó un momento en que no tenía nada más que contar sobre la maternidad. Pero me gusta mucho escribir, así que decidí aunar en un blog trabajo y afición, y crear Boticaria García. Con él pretendo hacer de enlace entre la parte científica de la farmacia y la calle. Al final es lo que hago cada día detrás del mostrador”.
Y ¿de qué habla en sus posts? Sus entradas son de lo más variadas: desde componer el botiquín perfecto cuando hay niños en casa, hasta contar de forma coloquial qué es el copago farmacéutico. Tampoco escapan a su análisis temas de dietética o de tratamientos medicoestéticos: “Me gusta que mis posts sean prácticos y también que ayuden a descubrir productos de farmacia que son muy útiles y no se conocen. Eso sí, todo lo que escribo está documentado en estudios e informes científicos, sin olvidar cierta dosis de humor”.
Marián García es esa farmacéutica que todos queremos tener debajo de casa. Y ahora estará con nosotras a solo un golpe de clic en boticariagarcia.com o a través de nuestra web www.ar-revista.com.

Publicidad

1 ¿Quién es Boticaria García?

Marián García tiene 32 años, está casada y es madre de dos hijos.

Es licenciada en Farmacia, doctora en Nutrición, grado en Nutrición humana y dietética, y diplomada en Óptica y optometría. 

Lleva la farmacia en los genes: sus padres también son farmacéuticos. 

Comenzó regentando una farmacia en un pequeño pueblo de Cuenca. Actualmente ejerce en Mejorada del Campo (Madrid).

Si no hubiese sido boticaria, sería periodista. Escribe desde niña.

Su primer blog, Mi gremlin no me come, dedicado a la maternidad, fue un éxito. 

Puedes seguirla en Twitter: @boticariagarcia

 

2 Sus mejores posts: ¿Son peligrosas las gafas de sol baratas?

1. El mal menor.

Las lentes de mala calidad pueden presentar imperfecciones, como burbujas o rugosidades, que pueden dar lugar a aberraciones o distorsiones en la visión. Cuidado entonces si las vamos a utilizar, por ejemplo, para conducir. 

2. El mal mayor.

Cuando el ojo está en un ambiente oscuro, la pupila se dilata para dejar pasar más cantidad de luz y conseguir una mejor visión. Al usar gafas de sol baratas de mala calidad, sin filtro UV, se dilata la pupila y le estamos poniendo una autopista sin frenos a la radiación dañina para que penetre al interior.

Conclusión: usar gafas ‘de los chinos’ es peor que no usarlas, pues recibiremos más radiación en el ojo.

En los niños, el uso de gafas de sol es incluso más importante. Su cristalino es aún inmaduro, más transparente y deja pasar mayor cantidad de rayos UV que el de los adultos. Existen marcas como Chicco, con lentes de calidad, cuyas gafas cuestan unos 15 euros.

Es cierto que por usar unas gafas de sol baratas del chino un día no nos vamos a quedar ciegos irreversiblemente. Pero sí pueden causar quemaduras en la córnea, daños en la conjuntiva, en el cristalino y en la retina. 

 

Publicidad

3 Corte de digestión ¿mito o realidad?

La amenaza del corte de digestión sigue siendo un must del verano. ¿Qué hay de cierto sobre ello? 

El corte de digestión por inmersión en el agua, entendido como parada de la función digestiva, no existe. Ahora bien, ¿es conveniente meterse en el agua después de la comida, y más aún en modo infante, tirándonos de bomba o dando tres volteretas? Tampoco. 

La digestión es el proceso de transformación de los alimentos en sustancias más sencillas para que puedan absorberse. Se trata de un procedimiento de ‘desbrozamiento’ y desintegración mediante procesos mecánicos y químicos. El aparato digestivo requiere oxígeno para agitarse y mezclar los jugos gástricos con los alimentos. Para ello, tras la comia se enchufa un mayor flujo sanguíneo hacia el estómago. Al sumergirnos, se ralentiza el ritmo cardiaco y se contraen los vasos periféricos.

Con el ejercicio físico la sangre también se redistribuye hacia los músculos. Por todo ello, el aporte sanguíneo al estómago es menor y la circulación se hace más lenta, lo que da lugar a mareos, náuseas y vómitos. La complicación de que esto suceda en el agua es mayor que en tierra firme por el riesgo de ahogamiento.

 

4 Diferencias entre suero fisiológico y agua de mar

Son inocuos y versátiles, y todos los hemos usado. Sin embargo, muchas personas no conocen las diferencias entre suero fisiológico y agua de mar, y los distintos tipos de agua de mar que existen.

1. El suero fisiológico es una solución al 0,9 % de cloruro sódico en agua. Entre sus usos cutáneos más frecuentes están irrigación, lavados nasales y oculares, y limpieza de heridas y quemaduras. Se presenta en solución estéril en distintos formatos.

2. El agua de mar se presenta también como una solución estéril de cloruro sódico pero que se obtiene directamente del mar. Por tanto, conserva todos sus minerales y oligoelementos, como potasio, calcio, magnesio y sulfato, que son beneficiosos para la mucosa nasal. No deben usarse para lavado ocular.

Existen dos tipos de agua de mar según la concentración salina:

- Agua de mar isotónica: su concentración de cloruro sódico es la misma que en el suero fisiológico: 0,9 %. Se utiliza para limpieza, descongestión, humidificación y mantenimiento de la mucosa nasal.

- Agua de mar hipertónica: su concentración de cloruro sódico es superior: 2,3 %. Esto aumenta su capacidad descongestiva. El formato más popular es el spray. 

El consejo de la boticaria sería:

1. Lavados oculares y limpieza de heridas: suero fisiológico.

2. Lavados nasales: agua de mar isotónica.

3. Lavados nasales con gran congestión y rinitis: agua de mar hipertónica.

Las opciones carecen de efectos secundarios y pueden ser empleadas por ancianos, niños y embarazadas.

 

Publicidad

5 ¿Paracetamol o ibuprofeno?

“¿Qué me tomo? ¿Paracetamol o ibuprofeno?” es uno de los grandes temas de la farmacia.

PARACETAMOL: es el héroe de la doble A: analgésico y antipirético. Defectos: su consumo excesivo puede ser perjudicial para el hígado. No debe usarse en personas con problemas hepáticos. 

IBUPROFENO: es el héroe de la triple A: analgésico, antipirético, y antiinflamatorio. Defectos: puede ser agresivo para el estómago. 

¿Cuándo usar uno u otro?

El ibuprofeno es apropiado para el dolor de cabeza, menstrual, dental, de garganta, muscular y la fiebre.

El paracetamol se utiliza para dolor que no implique inflamación, malestar general que acompaña a la gripe y la fiebre.

 

 

6 Píldoras anticonceptivas, efectos secundarios

Aunque ya hace medio siglo que se inventó la píldora, aún se investiga sobre píldoras anticonceptivas y efectos secundarios con la intención de minimizar sus riesgos asociados, como el de tromboembolismo venoso (TEV). Ante esto, la Agencia Española del Medicamento informó en su último comunicado de que el beneficio de su uso para prevenir embarazos es mayor que el riesgo. El riesgo es bajo y varía en función del anticonceptivo. Las más usadas son las que combinan estrógenos con progestágenos. 

¿Y cuál es la novedad? Se están comercializando nuevas píldoras que contienen estrógeno natural, estradiol, idéntico al producido por la mujer. Se han realizado estudios que sugieren una disminución del riesgo de trombosis. Su efecto metabólico es más neutro sobre el hígado. Y su influencia sobre colesterol, triglicéridos, glucosa e insulina es mínima.

Publicidad

7 ¿Engorda el pan?

Desde los años setenta el consumo de pan ha disminuido y estas son algunas de sus causas:

- No es cool porque es barato.

- La creencia popular de que engorda. Sin embargo, estudios científicos demuestran que entre los individuos que consumen menos pan hay mayor porcentaje de personas con sobrepeso. 

Es rico en hidratos de carbono complejos, vitaminas y minerales, y bajo en azúcares y grasa. Y a igualdad energética tiene un mayor poder saciante que las grasas.  

 

8 Cereal teff

Detrás de ese nombre tan exótico y misterioso no hay más que un simple cereal que se cultiva en Etiopía y con el que fabrican esa especie de pan plano que hace las veces de cubiertos. Comer teff está de moda, pues se le atribuyen una serie de propiedades irresistibles que vamos a analizar.

1. No contiene gluten: verdadero. No contiene gluten, lo cual lo convierte en una buena alternativa para celiacos.

2.No es calórico: falso. Su aporte de calorías es muy similar al del arroz. 

3.Es rico en calcio y hierro: verdadero. 100 g de teff aportan tanto calcio como un yogur. En cuanto al hierro, por cada 100 g, aporta 5,4 mg de hierro frente a los 4 g de las espinacas.

4. Es rico en vitamina C: falso. La manzana o el plátano, por ejemplo, tienen veinte veces más.

5. Contiene proteínas y aminoácidos de calidad: verdadero. Pero la cantidad de proteínas que contiene el teff es inferior a la de lentejas o garbanzos.

6. Se puede introducir en nuestra alimentación del mismo modo que el trigo: falso. No son comparables ni en su capacidad panificadora, ni en su versatilidad, ni en su sabor. 

7. Tiene un índice glucémico bajo: verdadero. Adecuado para diabéticos o deportistas. 

8. Si se consume en un país pobre, será barato: falso. Su producción es minoritaria y sus precios elevados.