María Valverde, nueva vida

Tras meses alejada de la vida pública, entre rodajes al otro lado del Atlántico y su nueva residencia en Londres, el pasado septiembre María Valverde volvió a colocarse en primera línea de la actualidad. Sin embargo, no fue por la razón que a ella le hubiese gustado, pues el anuncio de su ruptura con el actor Mario Casas salpimentó las páginas del papel cuché, pero la actriz, discreta hasta la extenuación, combatió los rumores con su mejor arma, una sonrisa serena, y la dosis justa de sinceridad. Reconoció haber estado “mal y muy triste”, pero ya estaba centrada en disfrutar de su nueva vida, como se empeña en demostrar en su cuenta de Twitter a golpe de hashtag, y en inglés: #newproject, #newplace, #newlife, #newpeople... (nuevo proyecto, nuevo lugar, nueva vida, nueva gente...).

Lo cierto es que la ganadora de un goya como actriz revelación por La flaqueza del bolchevique, cuando solo tenía 15 años, atraviesa uno de sus mejores momentos profesionales, y en un año ha encadenado un trabajo con otro: la serie Hermanos, la superproducción venezolana Libertador o su primera incursión en Hollywood, Exodus: dioses y reyes, de la mano de Ridley Scott. Mientras ya hay quien se pregunta si será la próxima Penélope Cruz, María se prepara para despedir 2014 con un brindis por todo lo alto: absolutamente radiante, enfundada en un vestido dorado y junto a David Bisbal, en uno de los anuncios icono de la Navidad en España.

Publicidad

1 Muy personal

A dieta obligada. Es celiaca y tuvo que aprender a cuidar su alimentación desde que tuvo uso de razón, aunque ha confesado en más de una ocasión que lo pasa mal por ‘no poder comer cualquier cosa en cualquier momento’.

Recuperar el tiempo. “Jugué a ser mayor muy pronto porque tenía que sobrevivir. por eso quiero ir un poco hacia atrás ahora, permitirme lo que no me permití entonces”.