El editorial de Ana Rosa Quintana: "La buena educación"

¿Cuáles son los nuevos métodos pedagógicos y qué ventajas ofrecen a las nuevas generaciones de la era digital? Ana Rosa Quintana reflexiona sobre ello en el editorial del mes de abril.

Confieso que no se por qué estoy deseando cambiar de estación. Deseo que llegue la primavera y enseguida el verano y, al final, que empiece el curso y volver a la rutina. En fin, un absurdo, porque cada vez el tiempo pasa más rápido y las estaciones se superponen en un desenfreno de agenda y tareas.

A pesar de todo, me encanta ver las yemas en los árboles, las primeras rosas y los almendros en flor. Es la estación de la vida, del verdor y de la promesa de paseos y sol, y de dejar atrás los plumas y las medias, los calcetines y las botas, de tardes largas y anocheceres que prometen. Así que, bienvenida, primavera. También es época de exámenes y de agobio para los estudiantes, que se mezcla con el despertar de los sentidos, sobre todo el más sensual en preadolescentes y adolescentes. Aunque hora que lo pienso, no me apetecería nada volver a vivir esa etapa, aunque de alguna manera la sufrimos con nuestros hijos.

Publicidad

De exámenes también tratamos en este número; o de no exámenes, de otra forma de enseñar. Todo el día estamos hablando del informe Pisa, de los malos resultados de la educación en nuestro país, del abandono escolar, del fracaso de muchos chavales, de un pacto por la educación. Y mientras hablamos y discutimos, nada se mueve, nada se propone, seguimos con unos planes de estudio y unos métodos más propios del siglo pasado. Hay otras forma de enseñar, más útiles para las nuevas generaciones –que van a tener que vivir en la era digital–, pero sobre todo más eficaces, y está demostrado. Los chicos tienen que aprender, pero también jugar e investigar y sobre todo ser felices mientras aprenden. Se lo debemos.

No os perdáis el reportaje de nuestros premios de belleza, esta edición con nuevo formato y con muchas novedades. Pero lo importante sigue igual; vosotras sois las protagonistas, quienes decidís a quiénes premiamos: son los productos más nuevos, más eficaces, mas originales y más sensatos, como vosotras.

Bienvenida, primavera.

Ana Rosa