Una familia especial

El verano siempre se anuncia con pequeñas liturgias previas. Un día de marzo te miras al espejo de refilón y el michelín toma unas dimensiones nunca vistas.
Es cuando decides apuntarte al gimnasio, visitar al endocrino, hacerte la depilación láser... ¡y tantas veces esa decisión se queda en buenas intenciones!: en cuanto
te quieres dar cuenta, el verano te ha arrollado. Llevamos ocho años juntas en AR y hoy quiero agradeceros vuestra compañía y fidelidad: me gustaría celebrar con vosotras que hemos sobrepasado las 300.000 lectoras. Durante este tiempo he comprobado que nuestra familia es especial. Sabemos quiénes somos, lo que queremos, lo que nos hace daño, identificamos nuestros problemas y dónde está su solución. Algunos lo llaman madurez, pero yo creo que es sensibilidad y reflexión. Así os siento yo, y os aseguro que así es el equipo que hace AR. En este junio hablamos de biquinis y bronceadores, de fútbol, de sombreros y pequeños lujos, pero también, y sobre todo, de la vida a través de la experiencia de grandes hombres y mujeres. Y, como las golondrinas, en nuestra redacción ha anidado una nueva compañera que va a hacerse cargo de la dirección de la revista. Pilar García Vázquez es una profesional de gran experiencia en el mundo editorial y, en sólo tres meses, ha conseguido ganarse con discreción y talento a todos los compañeros. No es tarea fácil ocupar el vacío que dejó Cristina de Alzaga, que está a punto de sacar su libro, pero estoy segura de que Pilar nos llenará de éxitos y el resto del equipo haremos lo posible para que lo consiga. Estamos preparadas para un nuevo verano que, aunque austero, nos aportará descanso y armonía.

Publicidad

ANA ROSA QUINTANA