Espíritu ganador

Cada año, desde hace ya casi nueve, este número de AR es un catálogo de buenos propósitos para el curso que empieza, un avance del otoño en el que nos resistimos a pensar pero que inevitablemente programamos sin parar.
Este año es un poco especial, todo sigue supeditado al fantasma de la crisis. El kit-kat de las vacaciones nos ha dado fuerzas para afrontar un periodo de duras decisiones gubernamentales, de broncos enfrentamientos parlamentarios, aliñados con las elecciones en Cataluña y el comienzo de campaña de las municipales del año próximo.
De Jovellanos a Unamuno, muchos han utilizado la expresión “Pan y Toros” para explicar cómo adormecer al pueblo ante cualquier crisis o peligro de revuelta. En Cataluña, con la triste prohibición de la lidia, esta frase ya queda lejos. A mediados del siglo XX se sustituyó por “Pan y Fútbol” , algo de absoluta actualidad este verano con la victoria épica de la selección española. De nuevo el deporte actúa de bálsamo social pero... ¿qué vamos a hacer este otoño sin la selección, sin Nadal o Contador? A estos héroes populares tenemos que agradecerles días de ilusión, esperanza y unión. En AR nos hemos preguntado: ¿qué hay en una mente ganadora? Interesante la respuesta, pero lo que es seguro es que tienen años de esfuerzo continuado, sacrificio, espíritu de lucha, constancia y buenos entrenadores. Estos valores son los que hacen falta para nuestro país: seguro que todo lo veríamos de otro color.
Este septiembre más que nunca os invito a rodearos de cosas bellas, a no descuidar ni nuestra casa, ni nuestro aspecto. No es tanto cuestión de gastar más como de coger ideas y, con un poco de atención e imaginación, ser las más estupendas. En este número te damos las claves. Os deseo un feliz comienzo de curso.

Publicidad

ANA ROSA QUINTANA